CANAL DE CASTILLA (VALLADOLID-PALENCIA)

Con 2000 kilómetros mi vuelta a España está terminando, para ir de Valladolid a Palencia no hay carretera que admita bicicletas, en la pensión que estoy alojado me han comentado que existe un camino que sigue al Canal de Castilla, que viene del norte de la provincia de Palencia y acaba en Valladolid, esa será mi ruta. Hasta Palencia hay 50 kilómetros,

El día está gris y frío, busco el canal en Valladolid, la verdad es que tiene su encanto la ruta pero me guste o no, no hay otra opción. El trayecto es llano, aunque siempre un pelin arriba ya que voy contracorriente y el camino es de tierra y piedras, a ratos tipo gravilla, otros piedras gordas, no es cómodo para ir con una bici con alforjas, en realidad lo que ocurre es que me he acostumbrado al asfalto, voy entre 15 y 20 km/h, siempre siguiendo el canal, he cruzado algunos ciclistas y sobretodo gente andando, pero cuando ya me he alejado de Valladolid estoy solo.

DSC01792 (Copiar)

Dársena en Valladolid

DSC01798 (Copiar)

Primera esclusa saliendo de Valladolid

DSC01799 (Copiar)

Canal de Castilla sur.

DSC01806 (Copiar)

Atasco

DSC01808 (Copiar)

Canal de Castilla

DSC01810 (Copiar)

Canal de castilla entre Valladolid y Palencia

DSC01814 (Copiar)

DSC01815 (Copiar)

Recorriendo el Canal de Castilla entre valladolid y Palencia

El canal tiene un total de 207 kilómetros, se comenzó a construir en 1753, el proyecto inicial era de unir Reinosa con Segovia, pero nunca se llegaría a realizar todo el recorrido. Entre los parones por la guerra de independencia y la falta de presupuesto, no sería hasta casi un siglo después que comenzaría a explotarse la obra, sería en 1849, fue terminada con capital privado a cambio de una explotación de 70 años y luego pasaría de nuevo al estado. El objetivo de construir el canal era para dar una salida a los excedentes agricolas del norte de Castilla y servir como transporte debido a la deficiente y mal conservada red viaria que hacia imposible su utilización como medio de transporte.
La época de mayor explendor del canal fue entre 1850 y 1860 cuando circulaban por el canal hasta 350 barcazas, posteriormente, con la construcción del ferrocarril entre Alar del rey y Valladolid, el canal quedaría en desuso, aun cuando la industria surgida a lo largo del canal, fábricas de papel, de harina, cuero, molinos…continuarían funcionando un tiempo.

Llegando a Dueñas entro al pueblo y decido quedarme a comer, lo hago en un local atendido por una señora mayor que cocina comida casera.

Me reincorporo al camino que sigue el canal, la autovía va paralela también, el que estoy haciendo es el ramal menos placentero justamente por el ruido de la circulación y las vías de tren que también comparten un buen tramo. Una vez dejado Dueñas atrás pronto llego a la triple esclusa de Soto Albúrez, dónde hay una pequeña central hidroeléctrica, de ahí hasta Palencia es un paseo.

DSC01817 (Copiar)

Reivindicación en el pueblo de Dueñas de una vía de servicio para vehículos no autorizados a circular por autovía.

DSC01818 (Copiar)

Dueñas

DSC01820 (Copiar)

Dueñas

DSC01823 (Copiar)

Antiguos molinos y fábricas de grano, hoy en ruinas.

DSC01827 (Copiar)

Esclusa triple de Soto Albúrez

DSC01828 (Copiar)

Esclusa triple de Soto Albúrez

DSC01830 (Copiar)

DSC01834 (Copiar)

Esclusa triple de Soto Albúrez.

DSC01836 (Copiar)

DSC01838 (Copiar)

Viniendo del sur noto en Palencia un ambiente norteño, las casas, los soportales, la gente. La ciudad es pequeña, busco un alojamiento que no tardo mucho en encontrar, bueno, desde el punto de vista calidad, precio, localización, llevo cargando todo el viaje con los 2 kilos y pico de la tienda de acampar y no la he usado un solo día, pero me da la tranquilidad de en caso de emergencia tener un lugar dónde poner el saco. Es más que nada psicológico el tema. Doy unas vueltas por la ciudad mientras estoy dándole vueltas al final del viaje. De Palencia a Burgos no hay carretera, hay que ir enlazando carreteras secundarias, pero más que de eso estoy pendiente del temporal de frío que viene.

Tras meditarlo toda la tarde y parte de la noche por la mañana decido coger un tren hasta Burgos, son 90 y pocos kilómetros, el frío es intenso y el viento que hace lo recrudece aún más, cabe la posibilidad de que nieve, según los pronósticos, durante la tarde llueve, en Burgos me surgen dudas de que hacer, estoy a 2 etapas de Donosti y los próximos días dan lluvia, esperar en Burgos 2 noches más hasta el lunes me parece un tanto estúpido y finalmente decido hacer el trayecto en tren hasta Donosti poniendo así fin al periplo de 40 días de viaje y 2100 kilómetros.

DSC01842 (Copiar)

Palencia

DSC01843 (Copiar)

Mercado de Palencia

DSC01846 (Copiar)

Palencia

DSC01847 (Copiar)

Palencia

DSC01852 (Copiar)

Puente romano sobre el río Carrión

DSC01863 (Copiar)

Catedral de Palencia

DSC01865 (Copiar)

Palencia

DSC01866 (Copiar)

Desde Córdoba hasta Palencia, las aguadoras tienen su espacio en las ciudades.

DSC01868 (Copiar)

La semana santa también.

Publicado en España | Etiquetado , , , | Deja un comentario

PEDALEANDO CASTILLA

Salgo de Béjar a las 9:30 con ropa de invierno, el perfil de la etapa indica una buena subida al principio para luego ser la típica etapa rompepiernas con subidas y bajadas cortas a través del altiplano Castellano.
La subida es la que empecé ayer para llegar al pueblo, no se exactamente cuantos kilómetros son pero se me están atragantando las rampas, cuando llego al desvío que lleva a la estación de esquí la Covatilla llevo 5 kilómetros subiendo y pidiendo clemencia, veo el panel que indica la cima cuando la bici marca 7 kilómetros y medio, estoy a 1200 msnm entre las nubes se atisban los picos nevados más inmediatos, en la bajada no me arrepiento de haberme puesto la ropa de invierno, cuando cojo distancia y me giro veo gran parte de la Sierra de Gredos toda nevada, que se sigue viendo casi todo el camino. Con 20 kilómetros de etapa alcanzo a una bicicleta, está viajando como yo, es español, de Albacete y viene pedaleando desde Sevilla haciendo la Ruta de la Plata con intención de ir hasta Santiago. Los 2 vamos a Salamanca así que hacemos el recorrido juntos, es el primer viajero que encuentro en mi sentido desde que empecé el viaje. Hoy los kilómetros pasan de otro modo, vamos conversando, me cuenta que ha realizado bastantes viajes en bicicleta y de aventura, los dos coincidimos en la dificultad que representa compartir un viaje en bici, por las prioridades y estado físico de cada cual fundamentalmente. A menos de 20 kilómetros para Salamanca coronamos el segundo puerto de la jornada, de 1005 msnm, llegando a Salamanca destaca el viento que nos entra de costado, toda la semana dan un viento del oeste bastante fuerte que no me va mal del todo viendo la posición de la carretera para luego seguir hacia Valladolid. Nos despedimos y me dirijo al hostal que me han aconsejado

DSC01621 (Copiar)

Saliendo de Béjar con la sierra de Gredos y Covatilla al fondo

DSC01622 (Copiar)

Aqui termina la primera y principal subida del día, no está mal para coger tono.

DSC01623 (Copiar)

Bajando el puerto de Vallejera

DSC01625 (Copiar)

Carretera desierta junto a la autovía

DSC01630 (Copiar)

Segundo puerto de la jornada.

DSC01631 (Copiar)

Llegando a Salamanca tras 70 kilómetros

DSC01632 (Copiar)

Río Tormes y la catedral al fondo

En Salamanca me quedo 2 noches, es probablemente la ciudad castellana (de castilla) más noble y elegante. La plaza mayor es la joya de la ciudad y es dónde convergen las principales calles de la parte vieja, la universidad Pontificia, catedral e iglesia de los dominicos destacan también con luz propia. Se nota un poco el cambio respecto a Andalucía y Extremadura. El mundo de los toros pasa bastante desapercibido y la apología de la colonización americana es menos intensa, el flamenco tampoco se oye por las calles o bares, estas son tierras del Lazarillo de Tormes y de embutidos y jamones ibéricos como en Extremadura.

Salamanca es una ciudad moderna y se ve bien cuidada, echo que contrasta con los pueblos de la provincia, y no solo es cosa de Salamanca, España es un estado centralista y Madrid concentra las principales y más grandes inversiones, pero a nivel autonómico ocurre lo mismo, muchos andaluces hablan “mal” de los sevillanos además de porque invaden sus playas, porque es Sevilla quien acapara las mayores inversiones de la junta de Andalucía. Es otro ejemplo de centralismo a nivel autonómico, pues bien mientras muchos pueblos de Salamanca viven con servicios precarios, la capital luce sus mayores galas, esa es una realidad que se ve a simple vista si te paseas por los pueblos de España, que por no cambiar no han cambiado ni los nombres franquistas de sus calles. En España existe una importante brecha entre el mundo rural y las ciudades.

DSC01640 (Copiar)

Plaza Mayor de Salamanca

DSC01658 (Copiar)

Edificios de la universidad pontificia

DSC01662 (Copiar)

Detalle de la fachada de la catedral

DSC01671 (Copiar)

Catedral vista desde el puente Romano

DSC01691 (Copiar)

Iglesia Románica cilindrica.

DSC01700 (Copiar)

Centro de Salamanca

DSC01705 (Copiar)

Plaza mayor de Salamanca

DSC01707 (Copiar)

Convento de San Esteban

DSC01708 (Copiar)

En la iglesia de la orden de santo domingo (convento de San Esteban) solo se puede visitar previo pago, tras el saqueo de América construyeron este y otros edificios e iglesias y hoy día aún nos cobran por entrar. Con mi dinero que no cuenten.

DSC01709 (Copiar)

Personajes como Hernán Cortés y Pizarro aparecen en la plaza mayor junto a monarcas, burgueses, clérigos y poetas.

DSC01710 (Copiar)

Mural en la zona nueva de la ciudad

Hoy estoy decidido a pedalear hasta Valladolid, es una etapa llana y larga, 125 kilómetros, el día está despejado y el viento sopla con poca fuerza respecto ayer, de todos modos me es favorable y lo noto solo salir, una vez en carretera abierta ruedo entorno a 30 kms/h, a esta velocidad pasan rápido los kilómetros.
Voy solo por la carretera, que ha quedado en desuso desde que se hizo la autovía, la carretera pasa bordeando algunos pueblos con 4 casas y una iglesia, ofreciendo un aspecto de semi-abandono. Cuando llevo algo más de 30 kilómetros de etapa veo a lo lejos un panel verde por lo que entiendo que ya voy a entrar en la provincia de Valladolid, pero mi sorpresa llega cuando lo alcanzo y veo que entro en provincia de Zamora, ¿me he equivocado de carretera? tengo la seguridad de que no, aunque aun así lo consulto, hago como 25 kilómetros en territorio zamorano cuando de nuevo un panel verde indica ahora si mi entrada en provincia de Valladolid, el terreno que ha sido llano ahora se ondula, aparecen algunas cuestas con carril lento que son cortas, el viento de unos 15 kms/h sigue trabajando a mi favor, en 3 horas me he plantado en Tordesillas a solo 30 kilómetros de Valladolid, entro al pueblo a dar una vuelta con la bici y sacar unas fotos, cruzo el duero y subo las rampas que me llevan al casco histórico, en la plaza mayor, en la fachada del ayuntamiento hay una pancarta en favor del toro de la vega, no me entretengo mucho.

Para llegar a Valladolid la carretera que iba siguiendo desaparece para transformarse en autovía y no hay otra opción, la alternativa es coger carreteras locales que dan más vuelta, llevo 100 kilometros de etapa pero mi cuerpo no los acusa, del mismo modo que con viento en contra es un calvario, cuando sopla a favor es una gozada, las carreteras que he cogido son más onduladas, tras culminar una subida de 2 kilómetros hago la bajada hasta el Pisuerga, a la altura de Simancas, desde dónde tras cruzar el río cojo lo que llaman la carretera vieja de Simancas para entrar ya en Valladolid ciudad.
La etapa ha sido fácil, la única anécdota el engorro de tener que desviarse por no existir vías convencionales que admitan bicis y creo que para llegar a Palencia mañana pasa lo mismo…

DSC01713 (Copiar)

Camino de Valladolid desde Salamanca

DSC01715 (Copiar)

Sin contar con ello, entro en territorio zamorano.

DSC01717 (Copiar)

La carretera se ondula.

DSC01720 (Copiar)

Dejo zamora para entrar en Valladolid, el viento me favorece y voy como un tiro.

DSC01721 (Copiar)

Pueblos de la castilla profunda

DSC01724 (Copiar)

Pueblos de la castilla profunda.

DSC01728 (Copiar)

Llegando a Tordesillas

DSC01730 (Copiar)

Tordesillas

DSC01732 (Copiar)

Plaza mayor de Tordesillas

DSC01738 (Copiar)

Carretera secundaria que me permitirá llegar en bici hasta Valladolid

DSC01741 (Copiar)

Simancas

DSC01744 (Copiar)

Molino en ruinas, Simancas

DSC01746 (Copiar)

Simancas junto al río Pisuerga

DSC01748 (Copiar)

Y justo cuando entro en el termino municipal de Valladolid cumplo los 2000 kilómetros de viaje por España.

Hago una noche en Valladolid, y aprovecho la tarde para conocer un poco la ciudad, como siempre, me fijo en la simbología de plazas y monumentos, en el ambiente que transmite la ciudad, me acabo de enterar que Felipe II nació en la ciudad. Como Salamanca, el recuerdo de la conquista americana queda en un segundo plano, en castilla las ciudades me transmiten más los valores y simbología reciente, mi viaje por España está cerca de terminar y no me acabo de acostumbrar a ciertos simbolos que a mi me chirrían, la cercanía al franquismo de muchas instituciones y ayuntamientos españoles son una evidencia, España tiene pendiente pasar cuentas con el franquismo y eso es algo que se tiene que articular y activar desde la sociedad. Yo soy de los que piensa que en España no hubo una ruptura con el franquismo de las principales instituciones del estado sino que hubo una continuidad, nadie fue juzgado ni condenado, nadie reparó nada, las cunetas siguen con fosas comunes llenas de republicanos, los perdedores de la guerra y hablar de ello parece que molesta a muchos cuando dicen que eso ya pasó, o que es remover el pasado. Si no hay justicia no hay paz y los que niegan la realidad franquista hacen apología de ella a cada rato, apología que por cierto no es delito, dado que no está tipificada en el código penal español, otra evidencia del cierre en falso del régimen. En el siglo XXI, en el año 2017 puedes ir a la carcel por hacer un chiste sobre Carrero Blanco pero no por ensalzar el franquismo y así en el año 2017, viajando por España te encuentras con pueblos que se llaman Guadiana del Caudillo, calles dedicadas a franquistas consagrados en todas las ciudades, bares con sinbología franquista,  que los honorifican dándoles calles, entierros con honores franquistas y una derecha española que veta en el congreso cualquier iniciativa que trate de condenar o reparar, y muchos se preguntan por que en España no hay una extrema derecha potente, ¿de verdad creen que no la hay? Mañana, siguiendo el Canal de Castilla espero llegar a Palencia.

DSC01752 (Copiar)

El quemadero, vinculado a la novela El hereje de Miguel Delibes que cuenta la vida en Valladolid en el S. XVI

DSC01753 (Copiar)

Academia de caballería

DSC01756 (Copiar)

Arcos de la plaza mayor

DSC01759 (Copiar)

Iglesia de Sta María de la antigua.

DSC01766 (Copiar)DSC01769 (Copiar)

DSC01780 (Copiar)

Rincones de Valladolid

DSC01782 (Copiar)

Fuente de los colosos, en la plaza de la Rinconada.

DSC01786 (Copiar)

Plaza Mayor

DSC01787 (Copiar)

Ayuntamineto de Valladolid

 

 

Publicado en España | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

CÁCERES, MONFRAGÜE, PLASENCIA Y BÉJAR

Me levanto con la intención de salir pronto, hace unos cuantos días que no hago etapas largas, hoy son 92 kilómetros hasta Cáceres capital, no hay casi pueblos durante el trayecto y el perfil es la típica etapa rompe piernas, con continuas subidas y bajadas. La anécdota de hoy es la calima, que es más intensa que estos días atrás, el sol casi no se ve y pronto noto la boca pastosa debido al polvo en suspensión, la bicicleta también recoje el polvo, pronto tendré que engrasar la cadena de nuevo. A pesar de las subidas y bajadas, algunas pronunciadas, voy cómodo y bastante rápido, estoy sacando una media de 24 km/h. van pasando los kilómetros y el cuerpo no pide comida, ayer cargué bien de combustible, tengo suerte de que el viento es imperceptible, pues durante 4 días o más ha estado soplando el viento del este con bastante fuerza y podía haber sido una tortura el llegar a Cáceres con ese viento de frente, prefiero comer polvo.

DSC01405 (Copiar)

La intensa calima apenas deja ver el sol

DSC01407 (Copiar)

Primer valle de la jornada, río Alburrel

DSC01408 (Copiar)

La dehesa Extremeña

DSC01409 (Copiar)

Escribir una leyenda

DSC01410 (Copiar)

En la dehesa extremeña, más que cerdos he visto vacas y ovejas, no se cual es la producción real de jamones y embutidos ibéricos, pero, ¿dónde están los cerdos?

DSC01411 (Copiar)

Camino de cáceres capital la carretera es un autentico rompe piernas

DSC01421 (Copiar)

Haciendo autoretratos

DSC01422 (Copiar)

Algunos repechos se agarran a las piernas, tras una gran bajada, normalmente llega una gran subida.

DSC01425 (Copiar)

Al fondo ya intuyo Cáceres

DSC01426 (Copiar)

Nombres chistosos

Cáceres me sorprende bastante, el conjunto de la ciudad transmite una armonía arquitectural, no se intuye el caos arquitectónico de otros lugares, parece una ciudad nueva, las calles son anchas, todo parece bien cuidado, tiene mejor pinta que badajoz y el casco histórico, que es Patrimonio de la humanidad, me ha dejado impresionado, he disfrutado descubriendo a cada callejuela una torre, una casona o palacio, muchos marqueses, vizcondes y condesas anduvieron por aquí. Voy con la cámara de fotos encendida, disparando continuamente a cada rincón. También en Cáceres encuentro numerosos símbolos franquistas, en el mismo centro de la ciudad, en la zona de edificios nuevos, junto a correos y el hospital provincial encuentro la calle General Primo de Rivera, un gran hombre que por lo visto merece calles y placas por toda la geografía española. Cáceres da para pasar 2 días callejeando por sus calles, yo he hecho una visita express, mañana pongo rumbo a Plasencia, he quedado para salir de excursión.

DSC01432 (Copiar)

Muralla y casco antiguo de Cáceres

DSC01441 (Copiar)

Casco antiguo de Cáceres

DSC01442 (Copiar)

Casco antiguo de Cáceres

DSC01444 (Copiar)

Casco antiguo de Cáceres

DSC01445 (Copiar)

Casco antiguo de Cáceres

DSC01446 (Copiar)

Casco antiguo de Cáceres

DSC01448 (Copiar)

La leyenda universal de San Jordi

DSC01449 (Copiar)

Casco antiguo de Cáceres

DSC01456 (Copiar)

Casco antiguo de Cáceres

DSC01459 (Copiar)

Casco antiguo de Cáceres

DSC01466 (Copiar)

Casco antiguo de Cáceres

DSC01469 (Copiar)

Plaza del ayuntamiento

De Cáceres a Plasencia hay un par de rutas posibles descartando la autovía claro, la nacional va paralela a la autovía, pero hay una carretera comarcal que es un poco más larga pero más atractiva, fundamentalmente porque pasa por Monfragüe. He decidido hacer la ruta larga, hasta Plasencia salen 97 kilómetros. El terreno es más accidentado que ayer, desde Cáceres tengo 55 kilómetros sin pasar por ninguna población. Saliendo de Cáceres bajo unos 6 kilómetros para luego subirlos suavemente durante los siguientes 12, pasando los llanos de Cáceres, que es una zona de especial valor para la nidificación de aves, con 18 kilómetros de etapa encuentro una bajada pronunciada de 3 kilómetros hasta el puente que cruza uno de los ramales del embalse José Maria de Oriol, dónde desemboca el río Tamuja y se une al Tajo. La subida es más larga y tiene rampas exigentes que con la bici cargada hacen que sufra, los siguientes 30 kilómetros encuentro continuas pequeñas subidas y bajadas, me permiten ir a una velocidad media bastante alta pero cada subida me rompe los músculos de las piernas cambiando constantemente de ritmo. Antes de llegar a Torrejón el Rubio, el primer pueblo que pasa la carretera desde que salí de Cáceres, la carretera tiende a bajar, primero disimuladamente y más adelante ya claramente, estoy en la bajada que me debe llevar hasta el río Tajo, ya veo la cadena montañosa de Monfragüe, estoy ansioso por ver como la atraviesa el río Tajo, que ha abierto literalmente un tajo que atraviesa la imponente coordillera de norte a sur. Paso Torrejón el Rubio, dónde hay abundantes alojamientos rurales y sigo bajando, la carretera se estrecha y entra en un tramo de curvas cerradas por las que baja la ladera hasta llegar a un río que se llama Arroyo de la Vid, tras cruzar el puente empiezo a subir, no contaba con esta subida, el Tajo debe estar ya cerca, subo y “llaneo”durante 5 kilómetros y de nuevo la carretera vuelve a bajar, esta si debe ser la definitiva, veo a lo alto de la montaña un castillo fortaleza que custodia el estrecho que ha abierto el río, que ya se intuye, me voy acercando a una imponente mole de roca hasta que ya veo el agua, que está retenida por alguna presa, al lugar le llaman el salto del gitano y es uno de los lugares más representativos de Extremadura, hay gente avistando buitres y águilas, abundantes en la zona, sigo bajando hasta que como suele ser habitual, tras cruzar un puente ahora la carretera empieza a subir, llevo 5 kilómetros subiendo cuando llego a Villanueva de San Carlos, un pueblo con 4 casas literalmente pero lleno de gente debido a que al parecer celebran una feria de Turismo ornitológico, hay un par de carpas enormes instaladas en unas campas; tras dar un vistazo sigo subiendo rumbo a Plasencia, se que es la última subida del día, llevo 80 kilómetros, voy entero, a pesar del terreno montañoso no se me está haciendo dura la jornada, ahora la carretera sube suavemente, hay toda una ladera de la montaña que es enorme que está plantada, creo de Alcornoques, pero por lo que veo solo un 20% de los árboles plantados están verdes. Me quedan 10 kilómetros para llegar a Plasencia y no aparece la bajada que tengo en mente, tras una falsa bajada, subo de nuevo, los 10 últimos kilómetros se me están atragantando, no llega la bajada que esperaba hasta que estoy a 3 kilómetros de Plasencia, por fin dejo ir la bici que se pone a 60 km/h sin pedalear, la pendiente es pronunciada, en nada ya estoy entrando en la ciudad, cruzo el río Jerte, desde lejos lo primero que destaca es la catedral. Mi estancia en Plasencia promete, desde mi paso por Zafra que no me acogía ningún local, hace ya una semana, ese fue mi primer destino en Extremadura y Plasencia es el último, mañana iremos a visitar algún paraje de la zona, pero todavía no se cual.

DSC01475 (Copiar)

última mirada atrás, Cáceres, todavía con una calima bastante intensa.

DSC01476 (Copiar)DSC01477 (Copiar)

DSC01480 (Copiar)

Puente que cruza un ramal del pantano José María de Oriol

DSC01483 (Copiar)

Vacas pastando en los amplios parajes verdes de la zona

DSC01484 (Copiar)

Rumbo a Monfragüe

DSC01489 (Copiar)

Cigüeñas en su hábitat natural

DSC01491 (Copiar)

En Torrejón el Rubio

DSC01494 (Copiar)

Al fondo la coordillera de Monfragüe

DSC01495 (Copiar)

las pequeñas subidas han dado paso a un terreno de media montaña

DSC01496 (Copiar)

DSC01497 (Copiar)

Monfragüe

DSC01500 (Copiar)

Castillo que domina el paso del Tajo

DSC01501 (Copiar)

Al fondo, el peñon conocido como el salto del Gitano

DSC01502 (Copiar)

Lugar en el que el río tajo abre la cadena montañosa de Mongragüe para seguir rumbo a Portugal

DSC01503 (Copiar)

Peña Falcón o Salto del Gitano, como se conoce popularmente, debido a las hazañas de un gitano que asaltaba a comerciantes que circulaban por el paso obligado junto a las peñas, y huyendo de la guardia civil saltó de una peña a otra, quedándose los guardia civiles petrificados ante tamaño salto.

DSC01505 (Copiar)

DSC01507 (Copiar)

Río tajo a la altura del puente del Cardenal

DSC01509 (Copiar)

Puente del Cardenal hundido bajo el agua

DSC01510 (Copiar)

DSC01512 (Copiar)

Monfragüe

DSC01513 (Copiar)

Subiendo a Villanueva de San Carlos

DSC01516 (Copiar)

DSC01517 (Copiar)

Instalaciones de la feria ornitológica

DSC01519 (Copiar)

Ladera plantada de Alcornoques

DSC01521 (Copiar)

Por fin llega la esperada bajada hasta Plasencia

DSC01522 (Copiar)

Vista de Plasencia

Visitando la ciudad es una pena que la catedral no la puedas ver con perspectiva debido al poco espacio que hay, la verdad es que si visitas Plasencia viniendo de Cáceres el listón está muy alto.

Como suele ocurrir cuando soy alojado por un o una local o residente siempre conoces detalles del lugar que de otro modo se me escaparían. Plasencia es una ciudad de 40.000 habitantes, es, pero sobretodo fue un enclave religioso importante, es el punto de partida para visitar el parque de Monfragüe, el valle del Jerte y sierra de Gredos.

Se echa de menos una oferta cultural y musical más amplia, de todos modos dado que la gente no es demasiado asidua, supongo que está ajustada a la realidad. El colectivo de taxis los patrocina la radio Cope, todos llevan su publicidad, lo cual dice bastante del ambiente que reina en la ciudad.

Al día siguiente, vamos en coche a unos 40 kilómetros de la ciudad, atravesando el valle del Jerte, que cómodo y fácil es viajar en un coche, acostumbrado a mi rutina a pedales me parece un lujo el trayecto. El objetivo del día es visitar los Pilones, en la reserva natural Garganta de los Infiernos. Los Pilones son unas piscinas naturales que el agua a formado en las rocas a lo largo del tiempo, la ruta para llegar al lugar es de 6 kilómetros ida y vuelta y es la ruta senderista más famosa del valle del Jerte. El lugar me recuerda al País Vasco, por lo montañoso del lugar y por los abundantes robles y otros árboles de hoja caduca, ahora en invierno desnudos. Las cimas de las montañas están nevadas, estas montañas forman parte de la sierra de Gredos, entre Cáceres, Ávila y Salamanca, con montañas de hasta 2590 metros.

DSC01524 (Copiar)

A las puertas de Plasencia.

DSC01525 (Copiar)

Plasencia

DSC01526 (Copiar)

pequeño edificio encrustado en los muros de la muralla

DSC01529 (Copiar)

Ayuntamiento de Plasencia

DSC01530 (Copiar)

En la fachada del ayuntamiento hay un reloj del que forma parte el Abuelo Mayorga, que repica las horas con un martillo. Esta figura parece viene de varios siglos atrás, durante la guerra de independencia en 1811 fue derribado y en 1936 se quitó para volverlo a colocar en 1973.

DSC01531 (Copiar)

Callejas y rincones de Plasencia

DSC01532 (Copiar)

Una de las fachadas traseras de la catedral

DSC01534 (Copiar)

Casonas y palacetes al estilo de Cáceres capital.

DSC01537 (Copiar)

Una de las puertas de entrada al casco antiguo

DSC01539 (Copiar)

Murallas

DSC01541 (Copiar)

Murallas

DSC01546 (Copiar)

Callejuelas

DSC01555 (Copiar)

Vista parcial de la catedral

DSC01560 (Copiar)

Caminando hacia los Pilones en la zona de la garganta del infierno

DSC01568 (Copiar)

Los Pilones

DSC01571 (Copiar)

Los pilones

DSC01572 (Copiar)

Valle del Jerte

Por la mañana me levanto y contra todo pronostico está nublado y todo mojado, parece que llueve, es como una niebla llorona, salgo pensando en que en cuanto salga del valle y empiece a subir la niebla desaparecerá, pero resulta no ser así. La carretera está mojada y la temperatura es más fresca que estos días atrás, de todos modos aún estamos en febrero y las temperaturas que habían no era lo que correspondía, hasta Bejar tengo 65 kilómetros, según el perfil siempre subiendo. Efectivamente salvo 2 bajadas al principio del día, la carretera va subiendo, la niebla sigue ahí y no disfruto del paisaje, eso si, dejado atrás Plasencia no precipita.
Es domingo y en un tramo coincido con unos ciclistas de la zona que han salido ha hacer carretera, vamos hablando unos kilómetros, de este modo se hace más ameno el trayecto, se quedan en un bar de carretera a desayunar, yo sigo rumbo a Béjar, pasado Aldeanueva del Camino la carretera sube con más definición y cuando llego a la altura de la presa de Baños, al partir de ahí la subida se acentua y toma forma de puerto de montaña, sigue la niebla que a ratos llovizna, pasado Baños de Montemayor entro en una zona de curvas que van escalando una pared, parece que me voy a topar con las nubes en forma de niebla, el pueblo ya se ve abajo, al fondo, que pena que está nublado y no se ve nada, poco más arriba cruzo el límite entre Extremadura y Castilla León, entro en Salamanca, en este caso no es el final de la subida como suele pasar normalmente en los pasos fronterizos, subo en medio de la niebla, la siguiente referencia es Puerto de Béjar que pone 3 kilómetros, voy subiendo a 11 kms/h, voy bien, sin sufrir, encuentro un llano, pienso si es el final de la subida pero más adelante, a la altura del Puerto de Béjar, que es un pueblecito sigo subiendo, de repente el cielo se abre y luce un sol radiante, veo como nubes de niebla suben la montaña empujadas por el viento del sur y desaparece, la montaña que estoy subiendo hace de barrera, a mi lado izquierdo tengo una gran vista del terreno y al derecho picos más altos se muestran imponentes, distraido por el cambio de tiempo llego a la cumbre desde dónde me quedan unos 8 kilómetros hasta Béjar de los cuales parte los hago en bajada, pero la llegada al pueblo son 3 kilómetros más subiendo.

No encuentro alojamiento a la primera, a pesar de ser domingo, por un lado el carnaval y por otro la estación de esquí La Covatilla hacen que haya bastante gente en el pueblo, al parecer muchos portugueses se acercan hasta aquí para esquiar, las cumbres de las montañas nevadas custodian el pueblo, hay alrrededor de 10ºC, desde que estaba en Albacete , hace un mes que no encontraba estas temperaturas, con la subida a Béjar desde Plasencia parece que he entrado de nuevo al invierno, dejo atrás las suaves temperaturas de Andalucía y Extremadura, tras la ascensión de Plasencia a Béjar ahora hasta Salamanca es una especie de altiplano a 600-700 msnm de media.

DSC01573 (Copiar)

Llegando a tierras castellanas

DSC01574 (Copiar)

Hervás es un pueblo con una interesante judería que me quedó en el tintero.

DSC01578 (Copiar)

Los locales primero 

DSC01579 (Copiar)

La niebla, que era alta en Plasencia,  tras 40 kilómetros con tendencia a subir, estoy a punto de alcanzarla

DSC01582 (Copiar)

Baños de Montemayor

DSC01583 (Copiar)

Subiendo el puerto de Béjar

DSC01584 (Copiar)

La niebla me impide contemplar el paisaje

DSC01585 (Copiar)

Llegando arriba

DSC01586 (Copiar)

Entro en territorio castellano.

DSC01588 (Copiar)

Y arriba, al otro lado del puerto la niebla desaparece.

DSC01590 (Copiar)

DSC01592 (Copiar)

Vista de Béjar

DSC01596 (Copiar)

Béjar

DSC01599 (Copiar)

Béjar

DSC01602 (Copiar)

Desde Béjar, vista de la estación de esquí de La covatilla

DSC01604 (Copiar)

Béjar

DSC01606 (Copiar)

Personaje del carnaval de Béjar, hombre de musgo.

DSC01610 (Copiar)

Murallas de Béjar.

DSC01613 (Copiar)

Plaza de Béjar

DSC01618 (Copiar)

Este quizá sea el nombre más extravagante que vi para llamar a un río.

Publicado en España | Etiquetado , , , , , , , , , , | 1 Comentario

BADAJOZ Y LA PEQUEÑA INCURSIÓN A PORTUGAL

Ayer por la noche estuvimos tapeando con la cuadrilla de Remedios, parece que en extremadura se llevan los gastrobares, quesos, embutidos y todos los derivados del cerdo están de miedo. Para acompañar la consumición nos sacan unas habichuelas, es la primera vez que las pruebo y me resulta curioso que las saquen como picoteo, al parecer en Zafra es habitual. Hablando con Remedios he decidido hacerle caso y cambiar la ruta, desde Zafra iré a Mérida y de allí a Badajoz para luego visitar la zona de Alburquerque y Valencia de Alcantara, desde dónde luego tendré 90 kilómetros para llegar a Cáceres capital y seguir la ruta prevista por mi hacia Plasencia. Estas cosas suelen pasar y Extremadura es uno de mis objetivos principales en este viaje y no me importa desviarme e invertir unos días más visitando lugares que me recomiendan.
Por la mañana doy una vuelta más por Zafra y para las 11:30 me pongo en marcha hacia Mérida, es tarde pero la etapa es corta, 65 kilómetros prácticamente llanos y aburridos, solo a la salida de Zafra tengo unos buenos repechos.

Camino de Mérida la carretera tiene grandes rectas en las que te duermes en la bici, hay un poco de viento que me molesta, pero no es mucho, todo el camino hasta Mérida veo un paisaje de cultivos, mayoritariamente Viña con algún campo de olivos intercalado, antes de llegar a Zafra ya vi símbolos de la concha que indica el camino a Santiago, esta es la Ruta de la Plata, de Zafra a Mérida también, todo el mundo supone que estoy haciendo esa ruta y algunos me han entrado interpelandome al respecto, diciéndome buen camino y cosas así, me siento como encasillado y no se porqué pero me molesta un poco el tema del camino a Santiago, yo estoy haciendo mi camino que ahora un tramo coincide con el que todo el mundo supone estoy haciendo. Paro en un pueblo ya cerca de Mérida y entro en un bar a comer algo, hay unos cuantos hombres consumiendo en la barra, uno de ellos me pregunta de dónde soy, me dice que tengo acento vasco, yo le digo que vivo allí, entonces el me dice que vivió en Irún por 20 años, pero sigue teniendo su acento extremeño impoluto, casi no hay un extremeño que no tenga un familiar o conocido que haya vivido o viva en Catalunya o Euskal Herria. En lo que llevo de viaje, algunos dicen tener muy claro que soy catalán, que se me nota mucho el acento y para otros vasco, por el acento también así que nunca se por dónde me van a salir.
En Mérida busco un hotel donde alojarme porque no he tenido tiempo de buscar a nadie que me alojase y en la calle, en una ciudad como Mérida, de no tratarse de zonas muy rurales y aisladas, sin servicios, nadie te va a ofrecer su casa.Es la primera vez que tengo dificultades para conseguir alojamiento, he ido a 2 hostales y los 2 estaban llenos, es viernes y resulta que mañana hay un evento deportivo y está todo reservado. Acabo en un hostal alejado del centro y en el tope de lo que estoy dispuesto a pagar por una habitación.

DSC01174 (Copiar)

Rampas saliendo de Zafra por un camino rural

DSC01175 (Copiar)

Los Santos de Maimona. Terreno llano y de cultivos

DSC01176 (Copiar)

Etapa corta y cómoda hasta Mérida

DSC01178 (Copiar)

Villafranca de los Barros

DSC01179 (Copiar)

La estepa de encinas ha dejado paso a las viñas y olivares.

DSC01183 (Copiar)

Llegando a Mérida aparecen diversos montículos entre los cuales destacan unas termas romanas.

Mérida lo que tiene es su pasado romano, la ciudad en si no es atractiva, la atraviesa el río Guadiana y hay unos largos paseos para andar en bici o correr así como una gran isla en medio el río con largas pistas de tierra que le dan un toque diferente a la ciudad. Callejeando a cada plaza o rincón aparecen restos Romanos, el teatro, anfiteatro y creo que el circo también, solo se pueden visitar previo pago de 12€, carisimo me parece, decido al instante de no entrar, pues al final tengo en la retina el anfiteatro de Tarragona y no creo que el de Mérida sea muy diferente. Llevo bastante mal el tema de la siesta Española, en el sur de España es algo general, hay un margen de 4-5 horas que todo está cerrado, hasta muchos bares cierran, son las 7 de la tarde y si pudiese ya cenaría, pues para las 9 ya me retiro y me acuesto pronto, todos los viajes me pasa, el nivel de exigencia física hace que de las 8 en adelante se me cierren los ojos, necesito dormir. Ando haciendo tiempo esperando a que abran los restaurantes, que lo hacen para las 20 h. Paseando tengo la sensación de haber visto ya todo lo que Mérida exige, esperaba algo más de una de las ciudades extremeñas más conocidas.

DSC01191 (Copiar)

Ruinas del Arco de Trajano

DSC01196 (Copiar)

Templo de Diana, dentro del cual un señor llamado Conde de los Corbos se construyó un palacete.

DSC01198 (Copiar)

Puente romano sobre el Guadiana

DSC01204 (Copiar)

Detalle de la mitología romana, en lo que era el Foro Romano

Al día siguiente tengo otra etapa de 65 kilómetros hasta Badajoz, muy parecida a la de ayer, llana, siguiendo el cauce del río Guadiana a cierta distancia, la previsión del tiempo daba lluvia al partir de las 13 horas, pero la última vez que lo he mirado la habían retrasado a las 16, cuando salgo, en el cielo veo signos de que viene lluvia y está medio nublado, de todos modos para las 13 ya estaré en Badajoz. Hasta Montijo, a 20 kilómetros de Mérida, la carretera, que es comarcal, tiene buen arcén, he pasado varios poblados en los que no he parado, pues no hay nada destacable que ver, cuando llego a Montijo, un pueblo más grande, si entro, busco como siempre la plaza principal, ayuntamiento e iglesia, las mujeres andan haciendo la compra y los jubilados están en los bares o en los bancos de la plaza. Cuando me reincorporo a la carretera veo que no tiene arcén y lejos de ser un tramo en la salida del pueblo, que aveces ocurre, ya en carretera abierta sigue sin arcén, no hay mucho tráfico y es domingo pero el hecho de no haber arcén exige un grado mayor de concentración y precaución en la carretera, pues 2 coches no se cruzan a mi altura.
Un panel indica el desvio a Guadiana del Caudillo, ¿Guadiana del Caudillo? paso sin reaccionar ¿el caudillo? cuando llego al cruze los paneles bajos que indican de nuevo el desvio están tachados con spray, eso me confirma que se refiere sin duda a Franco. ¿pero como puede haber en 2017 un pueblo que se llame ¿Guadiana del Caudillo? ¿no ha habido en 42 años ninguna iniciativa en ese pueblo para cambiar el nombre? ¿y desde la administración? ¿La diputación? ¿La junta de Extremadura casi simpre gobernada por el PSOE?
A 7 kilómetros para llegar a Badajoz la carretera que seguía termina en una autovía, es la que une las 2 capitales Extremeñas y es autonomica, los extremeños ahí dónde los ves tienen buenas infraestructuras. Entrando en Badajoz, antes de cruzar el Guadiana veo la muralla, tiene buena pinta la ciudad, las recomendaciones que traigo son muy flojas así que no es dificil que me sorprenda la ciudad. Ayer en Mérida reservé por internet una pensión, pues es sábado y visto como estaba Mérida…al llegar veo que sobran habitaciones.

DSC01207 (Copiar)

Saliendo de Mérida cojo un atajo que me lleva directo a la carretera, mientras observo esas nubes que anuncian lluvia

DSC01208 (Copiar)

Pedaleando el valle del Guadiana

DSC01209 (Copiar)

La Garrovilla

DSC01210 (Copiar)

Ayuntamiento de Montijo

DSC01212 (Copiar)

Carretera sin arcén rumbo a Badajoz

Badajoz está pegado a Portugal, apenas 3 kilómetros distan de la frontera, es una ciudad que tiene un aire diferente a otras ciudades por las que he pasado, la estructura de las calles, la arquitectura, con esa plaza única, la gran muralla de la época musulmana que conserva y el acento de la gente también me llama la atención, ahora estoy descubriendo los distintos acentos castellanos que se hablan en extremadura, si hiciera una analogía ateniendome a lo que los patriotas españoles del Partido Popular dicen en Valencia, afirmando que el Valenciano no es Catalán y creando incluso la academia valenciana de la lengua, menudo desproposito, pues haciendo esa analogía decía, del castellano, de ese que hablamos 450 millones de personas, surgirían 300 lenguas nuevas. Quizás hasta ahora no conocía mucho España, pero en este viaje estoy conociendo la realidad española, a que huele,como sabe, que transmite…
Es sábado, la semana que viene se celebra carnaval, por lo visto es bastante famoso en Badajoz y los bares y restaurantes están llenos de gente como si mañana se terminase la comida, callejeando la parte vieja y el centro no he encontrado un lugar que me sienta a gusto para escribir o leer, demasiada gente en todas partes y locales muy pequeños.
Al día siguiente, domingo ocurre todo lo contrario, avanza la mañana y no hay nadie en las calles y muchos bares, heladerías y cafeterías estan cerrados, tampoco abren por la tarde, cualquier ciudad en domingo está muerta pero tengo la impresión de que Badajoz aún más, mañana pondré rumbo a Alburquerque, 2 días son más que suficientes para conocer la ciudad.

DSC01219 (Copiar)

Badajoz

DSC01220 (Copiar)

En pre-carnavales

DSC01222 (Copiar)

Catedral de Badajoz

DSC01226 (Copiar)

Plaza Alta de Badajoz

DSC01228 (Copiar)

Plaza Alta de Badajoz

DSC01230 (Copiar)

Una de las entradas de la fortaleza Árabe

DSC01235 (Copiar)

El Guadiana a su paso por Badajoz visto desde las murallas

DSC01236 (Copiar)

Ovejas en la ribera del Guadiana a su paso por Badajoz

DSC01237 (Copiar)

Detalle de la ciudad amurallada

DSC01240 (Copiar)

Barrio del ensanche de Badajoz

DSC01242 (Copiar)

Ahora el Guadiana es un río dócil

DSC01243 (Copiar)

DSC01246 (Copiar)

Cantaores extremeños

DSC01250 (Copiar)

Mosaicos de la plaza alta

DSC01252 (Copiar)

Atardecer en Badajoz.

Por la mañana espero hasta las 10 para salir porque necesito que me engrasen la cadena de la bici que con 1400 kilómetros y sobretodo después de la travesía por los 30 kilómetros de la playa de Doñana, está muy seca. Entre una cosa y otra son casi las 11 cuando me pongo en marcha, tampoco es que vaya tarde pues hasta Alburquerque hay como 50 kilómetros, de nuevo etapa corta hoy. Salgo de Badajoz por la misma carretera que entré, dirección Caceres, a 7 kilómetros, pasado un pueblecito llamado Gevera me desvío a la izquierda y cojo la EX-115 que muere en Valencia de Alcantara dónde iré mañana. Por la carretera hay bastante movimiento de militares del ejercito de tierra y efectivamente al cabo de un rato veo el desvío a la base militar Boada, que es bastante grande, hay que defender la frontera Portuguesa aunque ya no exista como tal, algo han de hacer… en adelante la carretera se queda con un arcén diminuto, la tendencia es en subida, me voy acercando a una pequeña coordillera que deberé atravesar, tal como el terreno se vuelve más abrupto aparece vegetación, encinas, eucaliptos y praderas para las vacas y ovejas, tras coronar la coordillera a 359 msnm, Badajoz está a 134 msnm hago un pequeño descenso seguido de un terreno rompepiernas de continuas subidas y bajadas para ya finalmente atacar la subida a Alburquerque que lo veo de lejos en lo alto de otra coordillera. La subida a Alburquerque es más exijente, de nuevo han aparecido campos con cerdos ibéricos entre encinares, el paisaje cada vez se parece más a los montes del sur, colindantes con la provincia de Huelva. Subo al pueblo por unas rampas que me exigen usar plato pequeño, ¡¡nunca uso ese plato!! y busco un bar con wifi para ver si me han contestado la petición de Couchsurfing de última hora que envié ayer, no hay novedades por lo que me instalo de nuevo en un hotel con muy buena calidad precio, hoy estoy como un rey. Cuando salgo a patear el pueblo y subo al castillo veo que los accesos están cerrados, parece que hay obras y está cerrado, pregunto y me dicen que si abren, después de la siesta, me acerco a la oficina de turismo y veo un papel que pone que los lunes está cerrado el castillo, que pena, una vez visto el pueblo, que es pequeño me siento en una terraza a pasar la tarde y seguir con el libro de los españoles que andan por la selva amozónica buscando el Dorado y enfrascados en una guerra civil matándose unos a otros, codicia, avaricia y poder, las promesas y sueños de riquezas infinitas despiertan los instintos más bajos.

DSC01254 (Copiar)

DSC01255 (Copiar)

lo que iba ha ser una etapa Badajoz- Valencia de alcantara lo haré en 2, decidí hacer noche en Alburquerque.

DSC01261 (Copiar)

Pequeños puertos de montaña entre Badajoz y Alburquerque

DSC01266 (Copiar)

Vista de Alburquerque y su castillo dominando la zona

DSC01270 (Copiar)

Alburquerque

DSC01271 (Copiar)

DSC01276 (Copiar)

Callejuelas de Alburquerque

DSC01277 (Copiar)

Castillo de Alburquerque

La de hoy será la etapa más corta del viaje, hasta Valencia de Alcantara tengo 35 kilómetros sin cuestas muy exijentes. Hay el mismo viento que ayer, que sopla a 20 km/h y me entra de costado o de cara, segun va girando la carretera, hay poca vegetación y estoy desprotegido aunque a los 20 kilómetros de etapa, llegando a San vicente de Alcantara si hay zonas de alcornoques mezclados con encinas, parece ser que es época de coger las cortezas de corcho, se ve la base de los troncos desnuda, rojiza y he visto varios almacenes con montones de cortezas de corcho. Justo saliendo de San vivente de Alcantara entro en la provincia de Cáceres, 12 kilómetros más y llego a Valencia de alcantara. Valencia de Alcantara conserva un tramo de muralla junto a la iglesia de Rocamador, su nombre viene del monasterio de Rocamadour, en las inmediaciones de Cahors, Francia, al parecer soldados de esa orden anduvieron por la zona en diversas guerras, la zona fue controlada por la orden de los Alcantara, que da nombre a varias poblaciones. En la iglesia de Rocamador se casaron en 1497 la infanta Isabel, hija de los Reyes Católicos y el Rey de Portugal.

Valencia de Alcantara ha vivido siempre en cierta convulsión por ser zona fronteriza, algun tiempo perteneció a Portugal con quien se vivieron muchas tensiones y guerras como la de las Naranjas o de independencia en el siglo XIX. Hoy día todavía se detecta cierto aislamiento entre un lado de la frontera y otro.

Al día siguiento realizo una excursión hasta el pueblo portugués de Marvao, a 20 kilómetros, será mi única incursión a Portugal. Me han recomendado visitar ese pueblo y su castillo. Cruzada la frontera, cuando tengo contacto visual, me doy cuenta de que se trata, está colgado en la punta de una gran montaña, tengo una subida de 5 kilómetros.

Arriba el panorama es majestuoso, la vista es de 360º, Saramago decía que desde Marvao se ve toda la tierra. El castillo es de origen musulmán, Ibn Marwan líder de los Sufistas de Al Andalus, se levanto en armas contra los emires de Córdoba, creo el reino de Badajoz y se refugió en ese castillo fortaleza hasta la creación del Califato de Cordoba en el 931.

Me voy de Portugal con ganas de pedalear sus carreteras y pueblos.

DSC01291 (Copiar)

Saliendo de Alburquerque

DSC01293 (Copiar)

Cigüeñas omnipresentes

DSC01296 (Copiar)

Entrando en Cáceres

DSC01297 (Copiar)

Corcho recolectado

DSC01298 (Copiar)

Alcornoques desnudos

DSC01299 (Copiar)

DSC01301 (Copiar)

Iglesia de Rocamador

DSC01303 (Copiar)

Vista desde el castillo de Valencia de Alcantara

DSC01307 (Copiar)

DSC01308 (Copiar)

Muralla junto a la iglesia de Rocamador

DSC01309 (Copiar)

Sinagoga de Valencia de Alcantara

DSC01310 (Copiar)

Interior de la Sinagoga

DSC01319 (Copiar)

Calles de Valencia de Alcantara

DSC01320 (Copiar)

Valencia de Alcantara

DSC01321 (Copiar)

Montaña que separa Portugal de España

DSC01323 (Copiar)DSC01325 (Copiar)

DSC01326 (Copiar)

Al fondo arriba, Marvao

DSC01330 (Copiar)

5 kilómetros de subida

DSC01381 (Copiar)

Marvao

DSC01346 (Copiar)

Marvao

DSC01358 (Copiar)

Marvao

DSC01377 (Copiar)

Marvao

DSC01341 (Copiar)

Marvao

DSC01384 (Copiar)

Cisterna del castillo de Marvao, la segunda más grande de Portugal.

DSC01395 (Copiar)

Regresando a España

DSC01399 (Copiar)

La procesionaria, plaga de los pinos, está descontrolada en esta zona.

DSC01401 (Copiar)

Edificios de la frontera abandonados

Publicado en España, Portugal | Etiquetado , , , , , , , , | 2 comentarios

SIERRA DE ARACENA Y PICOS DE AROCHE

He quedado para desayunar  antes de dirigirme hacia la sierra,  unas tostas de pan con tomate y jamón serrano con un zumo de naranja no es manera mala de empezar el día, salgo para las 10:30, no he mirado mucho la ruta, se que son 100 kilómetros, de Huelva hasta Aracena y se que voy a encontrar subidas.
Es fácil salir de Huelva por la carretera comarcal que me lleva a San Juan del Puerto, sopla viento del Este bastante fuerte, hasta San juan del puerto son 10 kilómetros y me sopla más bien de cara, una vez en el pueblo giro a la izquierda y cojo la carretera N-435, ahora el viento me sopla de costado. Hoy me despido del mar y pongo rumbo a la sierra que todo el mundo dice que es muy bonita. Voy avanzando sin prisa pero sin pausa, el viento me tambalea, la carretera es casi llana, cuando todavía no llevo 20 kilómetros llego a Trigueros, entro al casco urbano para echar un vistazo sin perder mucho tiempo, sigo ahora con el objetivo en mente de Beas, me gusta cuando hay pueblos cerca unos de otros, así tengo referencias que hacen la etapa más amena y fácil desde el punto de vista psicológico, en Beas también entro al casco urbano saco unas fotos de la iglesia, ayuntamiento y plaza principal, es lo más destacable en todos los pueblos, antes de irme del pueblo entro en una tienda y compro agua y repostería, el chico de la tienda me comenta que hay una vía verde que va hasta Valverde y me explica dónde cogerla, de todos modos desecho la idea mentalmente, prefiero el buen asfalto de la carretera, con la bicicleta cargada es algo importante un buen firme. Desde Beas el siguiente objetivo es Valverde del Camino a 17 kilómetros, noto que los repechos cada vez son más exigentes, cada vez más largos y con más pendiente, con descansillos destacables entre uno y otro, me recuerda a la etapa de Valencia a Cofrentes, ese día fue un calvario hoy con 1000 kilómetros en las piernas lo afronto con el convencimiento de que el cuerpo responderá.
La abundante vegetación a los lados de la carretera hace que el viento que sigue soplando no me afecte pero lo que no me quita nadie son las rampas continuas que hacen que por dentro vaya ya empapado de sudor. Cuando me faltan como 7 kilómetros para llegar a Valverde la vía verde pasa junto a la carretera y la cojo para probar, la verdad es que ese tramo está con muy buen firme, la sigo hasta llegar al pueblo, una vez ahí entro al casco Urbano y doy una vueltecilla montado en la bici.

DSC01034 (Copiar)

San Juan del puerto, a diez kilómetros de Huelva capital, tierra adentro

DSC01035 (Copiar)

San Juan del puerto.

DSC01037 (Copiar)

Rumbo a Extremadura

DSC01040 (Copiar)

Callejero de Trigueros

DSC01041 (Copiar)

Trigueros

DSC01042 (Copiar)

Olivos, encinas y pinares es la vegetación que encuentro camino de la sierra.

DSC01047 (Copiar)

Beas

DSC01048 (Copiar)

Beas

DSC01049 (Copiar)

saliendo de Beas

DSC01053 (Copiar)

Tramo de la Vía verde de los Molinos de agua.

DSC01054 (Copiar)

Valverde del Camino

DSC01055 (Copiar)

Valverde del camino

DSC01056 (Copiar)

Valverde del camino

Zalamea la real está a 16 kilómetros de Valverde, los repechos que encuentro ya son en plan salvaje con pronunciadas subidas y bajadas, algunas de ellas de más de 1 kilómetro, llevo algo más de 50 kilómetros y noto que empiezo a ir bajo de energía, como lo que me queda de la repostería que compré en Beas que me aporta lo justo para llegar a Zalamea la real, en la carretera no veo ningún bar o restaurante, entro al pueblo, que como los anteriores es cuesta arriba, veo un bar que a simple vista parece cerrado, me acerco y a través de la ventana veo luz dentro, entro y como unas albondigas con arroz y setas que me garantizarán llegar a Aracena bien.

Son las 3 de la tarde y me quedan 40 kilómetros de etapa y por lo que me han dicho en el bar con todo lujo de detalles, por lo que les doy credibilidad, desde Minas de riotinto tengo 2 grandes subidas. Desde Zalamea la Real cojo un tramo de vía verde, como 4 kilómetros que atajan para enlazar con la carretera que va a Minas de Riotinto, ese tramo de vía es de tierra y piedras y hay grandes charcos y bastante barro que me ensucian la cadena y cambios, cuando llego a la carretera es un alivio, desde allí enseguida me planto a Minas de Riotinto, el casco urbano está un kilometro cuesta abajo. Me afronta, decido no entrar, veo el barrio de las casitas victorionas de los antiguos trabajadores ingleses de la mina y sigo camino. cuando cojo el cruze que va a Aracena la carretera pasa por el lado de la mina, que está activa, es un enorme agujero, se trata de una mina a cielo abierto. Desde allí hasta una balsa o pantano bajo 3 kilómetros a gran velocidad debido a la pendiente pronunciada, una vez abajo tengo la primera gran subida que esperaba, las rampas son duras, voy subiendo a 11 km/h y cuando llevo un buen rato veo que aparece un carril lento lo cual indica que la cosa sigue y se pone peor, he pasado otro pantano que estaba por encima del primero y hasta el pueblo de Campofrío la carretera sube, 8 kilómetros en los que casi invierto una hora, en Campofrío paro y me avituallo de nuevo, cargo más agua y como una palmera de chocolate con una coca cola, desde Campofrío tengo una bajada bastante larga hasta el río Odiel, el asfalto es bueno pero no la disfruto mucho, no es la típica carretera de curvas y pendiente moderada sino que más bien es recta y con pendiente pronunciada, lo cual hace que tenga que ir frenando para no pasar de 60 km/h., con alforjas es una velocidad importante. Ya abajo, desde el río Odiel, cruzo el puente y de nuevo empiezo a subir, hay tramos de carril lento, solo me queda un piñón por arriba, voy trabajando intensamente, el final de la etapa está siendo más duro de lo que pensaba, llevo casi 100 kilómetros pero me faltan 10 porque al entrar y salir de los pueblos desvirtué el contador. La subida es larga como para subir a ritmo, aunque me ha costado un poco cogerlo, los paisajes son bonitos, bosques de pinos y eucaliptos copan el horizonte de las montañas, finalmente llego al falso llano del que me hablaron en Zalamea, bueno, ya queda poco, tras una curva tengo contacto visual con el pueblo, la carretera ahora baja un par de kilómetros para iniciar una última subida hasta Aracena con la que no contaba, se me atraganta un poco, tengo que sufrir un poco más para llegar a Aracena, pero llego satisfecho, he disfrutado atravesando todas las montañas y valles desde la costa que han sido más exijentes de lo que pensaba. Hoy toca buscar hotel, no encontré nadie que me pudiese hospedar.

DSC01059 (Copiar)

Deseando llegar a Zalamea la Real y recargar energías para seguir camino.

DSC01061 (Copiar)

Tramo de vía verde sin asfaltar

DSC01062 (Copiar)

Antiguo tren que sacaba los minerales de Minas de Ríotinto hasta la costa de Huelva.

DSC01063 (Copiar)

Primer contacto visual con la mina

DSC01067 (Copiar)

Mina a cielo abierto que ya explotaban los romanos, pero fue a finales del siglo XlX cuando un consorcio británico funda la rio tinto company limited y empieza la explotación industrial. En 1954 se nacionalizó la mina, siendo explotada por distintas compañias y hoy día la mina es explotada por Atalaya mining, una empresa chipriota.

DSC01070 (Copiar)

Pequeño embalse con aguas “tintas” del río tinto a la derecha

DSC01074 (Copiar)

Paisaje cada vez más verde.

DSC01075 (Copiar)

Sufriendo las rampas, tengo comprobado que las carreteras autonomicas tienen rampas más duras que las carreteras Nacionales, y creo que es debido a que la mayor parte de carreteras nacionales siguen trazados de las antiguas calzadas romanas, cuando aún no había vehículos a motor y estaban pensadas para que los animales de carga pudieran subir las cuestas sin problemas.

DSC01076 (Copiar)

Llegando al cruce de Campofrío y terminando el primer puerto del día

DSC01077 (Copiar)

Vista de Campofrío

DSC01078 (Copiar)

Campofrío

DSC01080 (Copiar)

Río Odiel

DSC01081 (Copiar)

Pura carretera de montaña camino de Aracena.

DSC01082 (Copiar)

Aveces la información sobra, cuando llevas un rato subiendo y piensas en el final de la cuesta, llegas a un panel que te dice que ¡aún quedan 900 metros!

DSC01083 (Copiar)

La sierra de Huelva huele a Extremadura

DSC01086 (Copiar)

Vista de Aracena

DSC01088 (Copiar)

Termina la jornada de bicicleta.

Anoche cené un arroz con setas y unas croquetas de espinacas queso y nueces buenisimas, por la tarde noche me sentía como mareado, pero no era debido al esfuerzo de la etapa, no se trataba de un bajón de azúcar, era otra sensación, tiene que ver más con el vértigo, tras cenar, volviendo al hotel me cuesta mantener el equilibrio, si se perpetua en el tiempo me preocupa un poco el tema, pues puede ser peligroso montar en bicicleta en estas condiciones, se me pasa por la cabeza ir a urgencias pero me meto en la cama y espero a ver que tal estoy por la mañana, la noche no la dormí de un tirón y por la mañana visitando el pueblo me sigo sintiendo un poco desequilibrado, aunque es menos que ayer por la tarde-noche, así que para las 10:30 cargo la bici y decido hacer vía hacia Zafra, hoy son 81 kilómetros por carreteras secundarias y con una gran subida esta vez al principio de la etapa.

DSC01090 (Copiar)

Aracena

DSC01093 (Copiar)

Aracena

DSC01094 (Copiar)

Aracena

DSC01095 (Copiar)

Ayuntamiento de Aracena.

DSC01098 (Copiar)

Aracena

DSC01099 (Copiar)

Vista de Aracena

DSC01105 (Copiar)

Antigua fortaleza Arabe reconvertida por el cristianismo

DSC01110 (Copiar)

Aracena y su castillo

Empiezo el día con una bajada de 10 kilómetros desde Aracena hasta el pantano que lleva su nombre, fisicamente me siento fuerte, pero la vista la tengo nublada, tras el pantano es momento de darlo todo, tengo como 15 kilómetros de subida, mi primera referencia es Cañaveral de León, casi al final de la subida principal, desde una granja no muy lejos de la carretera llegan los chillidos de los cerdos que diría están degollando o electrocutando, rompen el silencio del lugar de una manera muy desagradable, se escuchan de todo el valle.

Diría que las rampas que encuentro no son tan duras como ayer, durante la subida encuentro descansillos que son casi espejismos para volver a subir, llego a cañaveral de León entero y el tema del vértigo parece que se ha esfumado con el esfuerzo de las subidas, hay una tienda dónde me avituallo solo con liquidos, con la cena de ayer y el desayuno voy bien servido por el momento, saliendo del pueblo la carretera cambia, es de esas carreteras que la ves y te da patrás, está destrozada y parcheada con mal gusto, además sube de lo lindo, voy a 9 km/h y la bici me salta, esto es una vuelta de tuerca más, me empleo a fondo, pienso que el siguiente pueblo, Fuentes de León ponía que hay 8 kilómetros, pero entre medio está el limite entre Extremadura y Andalucía por lo que cabe la posibilidad que cambie el firme de la carretera y pensando estaba cuando en un giro aparece el panel indicador de que estoy entrando en Extremadura y efectivamente el firme es bueno y encima termina la exigente cuesta que estaba subiendo, que desde el pantano de Aracena sumo 17 kilómetros, esto sube la moral.

DSC01111 (Copiar)

Empezando la bajada en Aracena

DSC01113 (Copiar)

Buen asfalto y curvas para disfrutar la bajada

DSC01114 (Copiar)

Más que cerdos, lo que estoy viendo son vacas en los encinares.

DSC01117 (Copiar)

Pantano de Aracena

DSC01120 (Copiar)

Pequeños descansillos que enlazan las subidas rumbo a Extremadura.

DSC01121 (Copiar)

Cañaveral de León

DSC01122 (Copiar)

Cañaveral de León

DSC01123 (Copiar)

Saliendo de Cañaveral de León me encuentro con este firme y esa pared al fondo…

DSC01125 (Copiar)

Vista desde la frontera entre Andalucia y Extremadura, mirando al sur, las cadenas montañosas que he ido superando.

DSC01127 (Copiar)

Entrando en un nuevo territorio que descubrir.

Cruzada la frontera, la carretera baja un kilómetro y medio en el que la bici se pone a 50 km/h, las encinas dominan el paisaje, hay vacas, cerdos ibéricos y ovejas en todos los terrenos, es una zona muy aislada, con pequeños pueblos como fuentes de León. Atravieso el pueblo todavía subiendo y poco después de salir por fin cambia la tendencia, en adelante la carretera baja suavemente, ahora voy cómodo, con los codos apoyados en el manillar, plato grande y pedaleando intermitentemente para que la bici no se duerma. Enseguida llego a Segura de León, veo el castillo en lo alto que domina el pueblo que no entro, pues menuda subida hay, 5 kilómetros más y llego a Bodonal de la sierra dónde busco un bar dónde comer algo, me quedan casi 40 kilómetros con algunas rampas. Ningun bar tiene platos calientes, solo embutidos o queso, así que pido un poco de queso y jamón y me sacan un plato como para tres, dicen de los vascos pero Andaluces y ahora en Extremadura son brutos como ellos solos, hay que pedir siempre medias tapas porque la entera es mucha cantidad, a pesar de la cantidad acabo comiendolo todo, lo he disfrutado pero he comido demasiado para ahora continuar pedaleando, menos mal que hasta Valencia del Ventoso la tendencia es a bajar. Llego a Zafra tras 6 horas y media de etapa. Ahora es momento de descubrir Extremadura y he empezado con buen pié, lo haré de la mano de una local.

DSC01128 (Copiar)

Cerdos íbericos

DSC01131 (Copiar)

Olivos y encinas son los que dominan estas montañas

DSC01132 (Copiar)

Fuentes de León

DSC01133 (Copiar)

Vista de Segura de León

DSC01134 (Copiar)

Bodonal de la sierra

DSC01135 (Copiar)

Bodonal de la sierra

DSC01137 (Copiar)

Allá dónde fueres haz lo que vieres, esto es Extremadura.

DSC01139 (Copiar)

Camino de Valencia del Ventoso

DSC01142 (Copiar)

Valencia del Ventoso

DSC01145 (Copiar)

Valencia del Ventoso

DSC01146 (Copiar)

Valencia del Ventoso

DSC01147 (Copiar)

último tramo del día

DSC01148 (Copiar)

Tras una bajada, viene una subida…

DSC01151 (Copiar)

Vista desde el castillo templario de la orden de Santiago, en Medina de las Torres

DSC01152 (Copiar)

Castillo templario de la orden de Santiago construido en el S XIV

DSC01153 (Copiar)

Me encuentro con la Vía de la Plata.

DSC01156 (Copiar)

Me siento identificado con el nombre de esta calle, sobretodo cuando llevas 90 kilómetros de subidas y bajadas en las piernas.

DSC01157 (Copiar)

Zafra

DSC01159 (Copiar)

Zafra

DSC01163 (Copiar)

Zafra

DSC01164 (Copiar)

Zafra

DSC01165 (Copiar)

Zafra

DSC01166 (Copiar)

Zafra

DSC01167 (Copiar)

Plaza principal de Zafra

DSC01168 (Copiar)

Parador nacional de Zafra

DSC01169 (Copiar)

Zafra

DSC01170 (Copiar)

Plaza Chica

DSC01173 (Copiar)

Zafra

Publicado en España | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

DE CÁDIZ A HUELVA POR DOÑANA

Tras 6 días en la zona de Cadiz, por fin mejora el tiempo y puedo seguir viaje, desde el Puerto de Santa María tengo 22 kilómetros a Sanlucar de Barrameda, dónde es posible con una barcaza cruzar el Guadalquivir y pedalear los 30 kilómetros de la playa de doñana hasta Matalascañas, de lo contrario no hay otra opción por carretera para ir a Huelva que volver a Sevilla, lo que supone una vuelta de 200 kilómetros.

Se que la marea baja es a las 11:45, salgo hacia las 9:30, las calles están mojadas de la lluvia de la noche, la temperatura es buena, hasta Sanlucar el terreno es fácil y el poco viento que hay me favorece, cuando llego al pueblo, tras casi una hora, doy una vuelta por las calles buscando el centro, la verdad es que no tiene nada destacable, inmediatamente busco llegar a la costa y tras una bajada pronto aparece ante mi el Guadalquivir con sus aguas marrones abriéndose al mar, al otro lado la reserva de Doñana, busco el lugar de dónde sale el transbordador y tras una corta espera cruza conmigo solo.
Me cobran por cruzar 10€, me quedo un poco parado porque me parece carísimo. Cuando estaba llegando a la barcaza, he visto al otro lado del río un coche circulando por la arena, la barcaza está habilitada para subir coches, le pregunto asombrado si pasan coches y me dice que solo los que tienen permiso. Cuando me deja al otro lado tengo una sensación como de estar en tierras salvajes, pero las roderas de los coches hacen que no me sienta abriendo camino en la inmensa playa. Este recorrido solo se puede hacer aprovechando la marea baja, cuando sube casi no queda playa, hasta casi las 12 está bajando y son las 11:30 por lo que tengo tiempo para ir relajado. Compruebo como efectivamente las ruedas de la bici no se hunden, la arena está dura, los primeros kilómetros voy bordeando el río Guadalquivir hasta su salida al mar para luego girar a la derecha y ya seguir la linea de la costa. El viento que sopla es flojo pero lo hace por atrás lo cual es una gran ayuda, voy a 19 km/h parece que será fácil, a lo lejos veo un punto negro en la playa cerca de las dunas interiores, tal como me acerco distingo que hay algo y cuando aún no puedo ver que es veo que se mueve y se va dunas adentro, ¿sería un lince? caminaba a 4 patas y aquí perros no hay, me fascina la idea de pensar que fuese un lince pero no lo pude distinguir.

DSC00931 (Copiar)

Saliendo del Puerto de Santa María

DSC00932 (Copiar)

DSC00934 (Copiar)

Sanlucar de Barrameda

DSC00936 (Copiar)

El Guadalquivir en sus últimos kilómetros antes de salir a mar abierto, al fondo, Doñana.

DSC00938 (Copiar)

Barcaza que cruza el Gualdalquivir desde Sanlucar de Barrameda a la reserva de Doñana

DSC00940 (Copiar)

En la Barcaza navegando hacia Doñana

DSC00943 (Copiar)

Al fondo Sanlucar de Barrameda

DSC00945 (Copiar)

Lugar en el que se juntan el mar y el río Guadalquivir

DSC00946 (Copiar)

Desembarcando en “tierras salvajes” 🙂

DSC00947 (Copiar)

Esta barcaza me evitó dar una vuelta de 200 kilómetros para ir de Cádiz a Huelva, ya que no hay ni puentes ni carreteras que crucen el Guadalquivir hasta llegar a Sevilla.

DSC00949 (Copiar)

Playa en marea baja junto al Guadalquivir.

DSC00956 (Copiar)

Pescadores en la reserva de Doñana y uno o 2 buques encallados en la costa.

Al cabo de un rato veo de nuevo una mancha negra en el horizonte, como una sombra lejos, me voy acercando y sigue allí, parece que esta vez no se mueve, cuando puedo distinguirlo veo que son dos motos y poco después veo gente en la costa, deben ser pescadores y las roderas de moto que iba siguiendo terminan aquí, pensé que estaría solo pero desde este punto cada 500 metros más o menos hay un coche y pescadores faenando, dónde rompen las olas hunden en la arena unas cajas metálicas con la intención de coger Coquinas, ahora entiendo porqué la arena estaba llena de cascaras, cuando llenan los cubos, en un plástico extendido en la arena las tamizan para separar las Coquinas de las cáscaras y piedrecillas.

En una de las paradas que hago para subir a una duna junto a la playa me encuentro con huellas en la arena que pueden ser de lince, hacia adentro no se ve gran cosa, algunos pinos y dunas con pequeñas hiervas, las marismas quedan del lado del río, bastante más adentro de dónde estoy.

Poco antes de haber recorrido la mitad de la playa noto como la bicicleta se hunde más en la arena, trato de buscar la zona más dura, cuanto más hacia el agua mejor parece estar, voy por la zona en la que hay unos milímetros de agua acumulada, ahora llevo una velocidad de 16 km/h, continuamente voy pasando zonas de gente que está cogiendo Coquinas, ha pasado también un autobús habilitado para circular por la arena con turistas, lo que me faltaba, yo pensando hacer una ruta en completa soledad y silencio y me encuentro que esto está más concurrido que las playas de la Bahía de Cádiz.

He hecho algo más de la mitad del tramo de la playa, calculo que me quedan 13 kilómetros y la marea se nota que está subiendo, he distinguido 2 puntos y cuando se acercan veo que son 2 bicis, son los primeros viajeros que me cruzo en el viaje, la conversación es en inglés, parece que no tienen muchas ganas de hablar, me preguntan cuanto les queda y el precio de la barcaza, han salido de Matalascañas e iban pensando que les quedaba como 5 kilómetros, yo les digo que como 17 les queda, se desmoralizan aunque lo disimulan, están haciendo la costa Andaluza desde Huelva hasta Almería y eso es todo lo que se de ellos, se ponen en marcha de inmediato, luego fijándome por curiosidad en sus roderas veo que van por la zona de roderas de coche, en esa zona la bici se hunde más siendo el esfuerzo considerablemente mayor, cuanto más lejos del agua, más seca está la arena y más se hunden las ruedas, además llevan el viento en contra, que aunque flojo, se nota, me doy cuenta que iban apurados, pues la marea está subiendo, les quedan 17 kilómetros y parecían bastante exhaustos. Tendrán una buena aventura que contar en el futuro.

Yo voy relajado, aun yendo por la zona mojada de la playa la bici se hunde y exige pedalear con fuerza, al fondo veo una mancha blanca que debe ser Matalascañas, sigue habiendo coquineros, algunos ya están yéndose, son la una del mediodia pasadas, el sol pega con ganas, ya hace un rato me quité el polar, voy sudando, poco a poco me estoy acercando a Matalascañas, a la derecha veo una chabola con una antena en el techo, más adelante aparece otra, al pie de las dunas, junto a la playa, creo que son chabolas de pescadores,pero no entiendo como permiten hacer eso en Doñana. Por fin llego a la playa de Matalascañas, para salir me he de bajar de la bici y empujar durante un buen rato, la bici se hunde en la arena y es difícil manejarla, la gente que hay en la zona me observa como me las arreglo, finalmente llego a la altura del paseo marítimo y ya en suelo duro voy recorriendolo, he terminado lo más dificil del día, ahora me quedan 50 kilómetros de asfalto hasta Huelva.

DSC00958 (Copiar)

Pedaleando 30 kilómetros de playa en Doñana, toda una experiencia.

DSC00961 (Copiar)

Huellas de ¿lince?

DSC00963 (Copiar)

Explorando nuevos territorios

DSC00964 (Copiar)

Mariscadores separando las coquinas de la broza y cáscaras vacías.

DSC00965 (Copiar)

A lo largo de la playa cada kilómetro hay una pareja de mariscadores.

DSC00966 (Copiar)

Pensaba recorrer la zona de Doñana en completa soledad pero nada más lejos de la realidad.

DSC00967 (Copiar)

Nubes de tormenta andaban todo el camino por delante de mi.

DSC00971 (Copiar)

Costa de Doñana

DSC00973 (Copiar)

Costa de Doñana

DSC00974 (Copiar)

Costa de Doñana

DSC00978 (Copiar)

Buscando la zona de arena más dura para evitar que las ruedas se hundan lo menos posible.

DSC00979 (Copiar)

Chabolas de pescadores a unos 5 kilómetros de Matalascañas

DSC00980 (Copiar)

Gaviotas que levantan el vuelo ante mi presencia, poco acostumbradas a los humanos, mantienen las distancias.

DSC00981 (Copiar)

Al fondo, Matalascañas.

DSC00982 (Copiar)

Una última mirada atrás.

Matalascañas es más grande de lo que pensaba, con montones de apartamentos y hoteles a modo de resort, ahora las calles están semi-desiertas, está mucho más desarrollado que Conil de la frontera por ejemplo, es otra contradicción que veo, en el parque de Doñana, que se supone super protegido, dónde esperaba un pueblo de pescadores con 4 casas me encuentro un resort en toda regla. Al final del paseo maritimo me siento en una terraza y como una ensaladilla y unos boquerones fritos antes de seguir hacia Huelva.

DSC00985 (Copiar)

Paseo marítimo de Matalascañas

DSC00987 (Copiar)

Paseo marítimo de Matalascañas

DSC00988 (Copiar)

Antigua mezquita de Matalascañas, hoy convertida en iglesia pero manteniendo los rasgos arquitetónicos inequívocos de las construcciones musulmanas.

DSC00989 (Copiar)

Matalascañas es un resort en medio de Doñana.

DSC00993 (Copiar)

Saliendo de Matalascañas busco la A-494 dirección Huelva, mi primera y única referencia es Mazagón, paso un panel que indica la presencia de Linces, los 2 lados de la carretera están vallados durante todo el recorrido, hay pasos habilitados para sortear la valla, llevo kilómetros rodeado de pinos cuando empiezan ha aparecer eucaliptos, el mar no se ve pero queda a 2-3 kilómetros de mi izquierda, he cruzado los entradores de 2 caminos que llevan hasta una cala y mirador, más adelante encuentro una zona militar, lo que me faltaba por encontrar en Doñana, si bien es cierto que esta zona no forma parte del área más protegida sigue siendo parte del parque natural de Doñana, un parque en el que se está haciendo una gestión de pena, el humedal más importante de Europa está en serio retroceso, los cultivos ilegales y la agricultura industrial lo están secando, Matalascañas lo han convertido en un resort turístico,  la playa de Doñana dónde pensaba encontrar un lugar “virjen” que atravesar en bici, resulta ser un bullicio de coches de los pescadores que faenan buscando coquinas, los buses con turistas, los coquineros se quejan de que no hay coquinas, a pesar de la veda, demasiadas contradicciones encuentro para tratarse de una reserva protegida.

Pasada la zona militar está indicado el parador de Mazagón, otro terreno privatizado en el parque con su playa y sus pinares y finalmente llego a Mazagón, que entro y atravieso el paseo maritimo, que va por detrás de una hilera de chalets que están construidos a primera linea de playa, desde Mazagón cojo la N-442 hasta Huelva capital, paso una zona industrial de refinerías junto a las lagunas de Palos y las Madres y para entrar en Huelva me encuentro con una emboscada, el puente que cruza el río Tinto para unirse al Odiel y salir al mar, son 2 carriles por sentido sin arcén y prohibido el paso a bicicletas, una vez más se prioriza el tráfico a motor sin tener en cuenta otros vehículos. Paso sin problemas aunque “jugandome el tipo”, solo cruzar el puente me desvío a la izquierda para entrar en la zona portuaria y desde ahí llegar al centro de la ciudad legalmente.  Ya sin tensión paro en una zona ajardinada junto a la ría del Odiel, la estatua enorme que hay a mi lado, de unos 37 metros de altura resulta que es Colón apoyado en una cruz, al parecer fue Donada por EEUU a España en 1929, tiene algunos detalles como la presencia de los reyes católicos e indios,  como unas frutas que llevo, me cambio de ropa y me dirigo hacia el centro de Huelva, voy siguiendo un carril bici bordeando la ría del Odiel, tras 4 kilómetros llego a la altura del muelle del riotinto, desde dónde hace unas cuantas décadas sacaban los minerales de las Minas de Riotinto (a 70 kilómetros) hasta el mar para transportar en barcos, desde ahí giro a mi derecha y enseguida estoy en el centro de la ciudad. Todo el mundo me comentó que Huelva no tiene nada que ver, y es verdad, no tiene grandes monumentos, pero me gusta ver el ambiente que se respira, como vive y que hace la gente, además hoy conseguí alojarme con un local por lo que voy a tener la oportunidad de conocer mejor Huelva.

DSC00996 (Copiar)

Saliendo de Matalascañas dirección Mazagón

DSC00997 (Copiar)

Ya fuera de la reserva pero todavía dentro el parque natural de Doñana.

DSC00998 (Copiar)

Desde Matalascañas, todavía un par de horas hasta Huelva

DSC01001 (Copiar)

DSC01003 (Copiar)

Zona militar en el Parque natural de Doñana

DSC01004 (Copiar)

Pino centenario

DSC01006 (Copiar)

Entrando en Mazagón

DSC01007 (Copiar)

Costa de Mazagón

DSC01011 (Copiar)

Industria conviviendo con marismas de nuevo

DSC01012 (Copiar)DSC01013 (Copiar)

DSC01015 (Copiar)

Estatua de Colón en la Punta del Sebo

DSC01016 (Copiar)

Detalle de los reyes católicos junto a orihundos americanos.

Lo mejor de Huelva es el paseo junto a la ria del Odiel, en Huelva no hay una zona histórica de callejuelas estrechas heredadas de la época musulmana,  todas las construcciones son nuevas o relativamente nuevas y lo poco de antiguo que había se ha perdido como consecuencia de las políticas urbanísticas entre otros casos, tampoco hay una uniformidad en los nuevos edificios,  Huelva tiene su calle peatonal y embaldosada dónde la gente va de shopping, como todas las ciudades que he pasado, eso si es un denominador común, es el rasgo más distintivo de la época en que vivimos, capitalismo versus consumismo. Por la tarde noche damos unas vueltas por los gastrobares, también de moda en Huelva y de esta manera me doy por cenado, el ambiente es de carnavales pero ni yo ni mi host estamos para celebrar nada, mi host sale por la mañana pronto a trabajar, yo tengo una etapa larga y dura hasta Aracena, en la sierra de Huelva, por la mañana hemos quedado para desayunar a las 9:30 al lado de su lugar de trabajo, la gente acostumbra a desayunar, zumo de naranja o café con leche y una tosta de pan con una salsa de tomate natural, aceite de oliva y jamón serrano. Lo que me ha transmitido Huelva, como otras tantas ciudades es una población despreocupada con los asuntos comunes, sin un tejido asociativo activo, comparable al hijo sumiso que nunca se mete en líos y acepta su situación tal como es sin cuestionarse si podría ser de otro modo.

DSC01019 (Copiar)

Carril bici junto al Odiel

DSC01025 (Copiar)

Paseo junto a la ría

DSC01027 (Copiar)

Muelle de Riotinto

DSC01028 (Copiar)

Calle central de Huelva

DSC01029 (Copiar)

Monumento a Colón

DSC01030 (Copiar)

Una de las Plazas principales de Huelva.

DSC01031 (Copiar)

Monumento a la Virgen del Rocío

Publicado en España | Etiquetado , , , , , , , , | 8 comentarios

BAHÍA DE CÁDIZ Y CONIL

Estamos a principios de febrero pero estos días en Sevilla hace calor, las temperaturas rondan los 20ºC, tras 2 días y medio en la capital Andaluza pongo rumbo a Cádiz o mejor dicho a la Bahia de Cádiz, pues me quedo en El Puerto de santa María, dónde vive ahora una amiga que me alojó hace 3 años en Almeria cuando volvía de Marruecos. Salgo para las 9 de la mañana y me tomo la jornada con mucha calma, la idea es ir entrando en los pueblos que están en mi camino, tras 10 kilómetros dejo atrás Sevilla con alguna pequeña dificultad más de la que encontré al entrar, la salida por el sur me obliga ha pisar alguna vía de alta capacidad, justo antes de coger la avenida de Jerez estoy cruzando un barrio en el que detecto un ambiente hostil, casas y pisos de aspecto decadente contrastan con coches de alta gama aparcados en las calles, sin duda es un barrio conflictivo pero es pronto apenas hay gente en la calle y salvo algunas miradas injuriosas desde algún coche no pasa absolutamente nada.

Solo salir de Sevilla me desvío hacia Fuente del Rey y dejo la N-IV y cojo una comarcal que no está muy bien señalizada, a menudo se priorizan las grandes vías y me obligan a consultar el mapa varias veces en poco trozo, la carretera comarcal está desdoblada y hay un intenso tráfico de camiones que entran y salen del gran polígono industrial que creo pertenece a Dos Hermanas. Tras unos 6 kilómetros me desvío de nuevo y sigo ahora otra carretera comarcal con prestaciones de local que me llevará hasta Los Palacios y Villafranca, son 20 kilómetros que hago en menos de una hora, el terreno es llano y sopla un viento de unos 15 km/h que me sopla de espalda, lo cual me permite ir muy relajado y cómodo rodando a 30 km/h. Los Palacios no tiene nada destacable que ver, pueblo llano de casas blancas y unas cuantas iglesias y cofradías, fotografío la iglesia principal y sigo hacia Las Cabezas de San Juan que hay unos 30 kilómetros, la carretera apenas es transitada, el terreno es llano, paso dos poblados, como los llaman aquí y llegando a Cabezas de San Juan la carretera se ondula, veo el pueblo al fondo subido en una colina, parece más atractivo que Los Palacios, no tengo la sensación de haber hecho ya 60 kilómetros hoy está siendo de esos días que la bici va sola, atravieso el pueblo mientras me encuentro con una antigua mezquita con la rojigualda ondeando en su fachada, como para dejar claro que estamos en la España cristiana, las calles están llenas de mujeres haciendo la compra y jubilados charlando y sentados al sol, me siento observado, saliendo del pueblo me uno a una carretera autonómica más transitada, a 10 kilómetros está Lebrija pueblo al que entro también y veo que tiene más solera, es más antiguo, la verdad es que no se si estoy todavía en provincia de Sevilla o ya en Cádiz, pues las carreteras locales por las que he ido es fácil que no indiquen los límites entre provincias. Desde el centro busco la carretera que me lleve hasta El Cuervo, ya en la N-IV para poner rumbo a Jerez de la Frontera, el viento me sopla de costado resultando bastante molesto, me recuerda la etapa de Córdoba a Sevilla que fue una lucha constante contra el viento durante 150 kilómetros.
En El Cuervo paro en una cafetería-pastelería y pido dos cachos de diferentes pasteles y un aquarius. Es la hora del avituallamiento.

dsc00717-copiar

Saliendo de Sevilla, un tramo siguiendo el carril bici.

dsc00719-copiar

Carretera local y terreno llano.

dsc00720-copiar

Los palacios y Villafranca

dsc00721-copiar

Tierras cercanas al Guadalquivir

dsc00723-copiar

Poblados en medio la llanura

dsc00725-copiar

Cabezas de San Juan

dsc00726-copiar

Antigua mezquita de Cabezas de San Juan

dsc00727-copiar

Carretera ondulada rumbo a Lebrija

dsc00729-copiar

Lebrija

dsc00732-copiar

Iglesia principal de Lebrija.

Hasta Jerez, desde Lebrija tengo 16 kilómetros, solo salir del Cuervo encuentro el panel que indica que entro en la provincia de Cádiz. La carretera nacional lleva un intenso tráfico de camiones, el arcén es ancho pero cuando llego a una subida de un par de kilómetros la carretera añade un carril lento y el arcén desaparece para volver ha aparecer medio kilómetro más arriba, me estresaba un poco la situación, para entrar a Jerez la carretera se desdobla y se convierte en autovía, no hay ninguna indicación de que esté prohibido entrar en bici,  pues es la única opción, tras hacer 6 kilómetros de autovía me desvío a la primera salida que veo a Jerez.
Llegando a Jerez cumplo 110 kilómetros, es más grande de lo que pensaba, veo algunas bodegas de Osborne y otras marcas, voy siguiendo los paneles que me llevan al centro y bicicleteo las callejuelas y plazas del centro histórico, la catedral llama la atención por ser de una estructura diferente a las que he visto hasta el momento, tras media hora sigo camino, para salir de la ciudad e ir a El Puerto de Santa María ya en la Bahía de Cádiz y mi destino de hoy, de nuevo hago tramos de autovía, lo que siempre hace que vayas más tenso, sobretodo en las salidas y entradas dónde los coches entran y salen a gran velocidad y la bicicleta atraviesa lentamente. Ya en el Puerto de Santa María, buscando la dirección de la casa a dónde voy, me asombra lo fácil que ha resultado hacer hoy los 125 kilómetros desde Sevilla, ni me he enterado, el terreno más bien llano y sobretodo el viento, tienen mucho que ver…

dsc00733-copiar

Llegando a la provincia de Cádiz

dsc00736-copiar

La segunda vez que veo este símbolo andaluz.

dsc00737-copiar

Cádiz no es tan llano como pensaba.

dsc00743-copiar

Denuncia sindical en Jerez de la frontera

dsc00744-copiar

Jerez de la Frontera

dsc00746-copiar

Jerez de la Frontera.

dsc00747-copiar

Parte de la muralla en Jerez de la frontera

dsc00750-copiar

Tio Pepe con la Catedral detrás

dsc00751-copiar

Vista parcial de la parte antigua de Jerez

dsc00752-copiar

Catedral de Jerez de la Frontera

dsc00754-copiar

Por la autovía rumbo al Puerto de Santa Mária

dsc00755-copiar

Vista de la Bahía de Cádiz

dsc00756-copiar

Entrada al Puerto de Santa María, con marcada solera.

El Puerto de Santa María lo imaginaba como una ciudad industrial pero es más bien turística, destacan las bodegas de Terry, Caballero y otras marcas que se reparten fundamentalmente entre Jerez de la Frontera y El Puerto de Santa María. Por la noche salimos a cenar con mi amiga y su compañero, llevan poco tiempo en la zona y todo es bastante nuevo para ellos también. El centro esta diseñado con calles rectas y largas pero estrechas. Al día siguiente cada uno a sus obligaciones y yo ando hasta el río y cojo un catamarán que me llevará hasta Cádiz a través de la bahía, Cádiz, hasta que se construyo la carretera de San Fernando y posteriormente los puentes desde Puerto Real, era una isla, la ciudad no tiene terrenos para crecer que junto al turismo destacable hacen que sea una ciudad cara en cuanto al acceso a un alquiler o compra de un inmueble. Andando por las calles de Cádiz me llama la atención de ver numerosos grandes edificios en desuso, en ruinas algunos, tienen pinta de ser edificios del ayuntamiento o la junta, algunos están rehabilitandolos, otra cosa en la que pienso es en la desigualdad social, muchas veces desde las instituciones nos dan datos como que la bahía de Cádiz soporta una de las tasas de paro más altas del estado. Objetivamente eso no se ve, no hay más gente viviendo en la calle que en otras ciudades y la ciudad, que es turística, está bastante bien cuidada, lo que si se ve es que conviven zonas de gente adinerada junto a un grueso de barrios trabajadores en decadencia y cuando en una ciudad se ve eso es porque la desigualdad es muy grande y no hablo solo por la ciudad de Cádiz sino por la bahía en general.

dsc00763-copiar

Uno de los puentes de acceso a Cádiz

dsc00776-copiar

Monumento dedicado al Político gaditano Moret en la plaza del ayuntamiento

dsc00779-copiar

En Cádiz gobierna la izquierda satélite de Podemos

dsc00778-copiar

Leyenda en la fachada del ayuntamiento de Cádiz

dsc00781-copiar

Catedral de Cádiz que resalta por la utilización de canteras diferentes en su construcción.

dsc00782-copiar

Rincones de Cádiz

dsc00791-copiar

Catedral y costa atlántica

dsc00794-copiar

La Caleta, castillo de San sebastian, en su origen era una isla en la que unos Venecianos allá por el 1400 construyeron una ermita en agradecimiento a la ayuda prestada por la población de Cádiz, al llegar estos con Peste y estar en cuarentena en la isla hasta haberse curado.

dsc00795-copiar

Entrada a la Caleta

dsc00796-copiar

Playa con su balneario

dsc00798-copiar

Llegando al fuerte o castillo

dsc00801-copiar

Cádiz desde el castillo de San Sebastián

dsc00803-copiar

Faro de San sebastián, construido integramente en hierro y siendo por eso un ejemplar único, al parecer solo hay 2 en la península.

dsc00805-copiar

Magnolios centenarios

dsc00807-copiar

Edificios en desuso en pleno centro de Cádiz.

dsc00810-copiar

Rincones de Cádiz

dsc00812-copiar

Plazas de Cádiz

dsc00816-copiar

El mercado central, dónde abundan los puestos de pescado.

dsc00819-copiar

Calle del mercado

dsc00820-copiar

¿Y que comer en Cádiz junto al mercado? Pescaito frito.

dsc00822-copiar

Monumento a la constitución de Cádiz de 1812

dsc00825-copiar

Más inmuebles vacíos en una ciudad con deficit de vivienda.

dsc00827-copiar

Lo llaman comercio pero fue un saqueo y expolio en toda regla. En Cádiz también se respira América y gloria del imperio católico en cada rincón.

dsc00828-copiar

Entrada a la parte antigua de Cádiz

dsc00829-copiar

Monumento a la constitución de 1978, con pies de rapiña y cuerpo de gorrión, casi 40 años después creo que se puede decir que esta es una visión muy condescendiente.

dsc00830-copiar

Playa principal de Cádiz

He pedaleado 60 kilómetros por la bahía de Cadiz, la zona de la playa del Ancla y el puerto Sherry para después descubrir el Parque natural de los Toruños y Puerto Real. La zona de la playa del ancla y puerto Sherry es una zona de chalets y urbanizaciones privadas de lujo, muchos chalets son de segunda residencia, la zona me recuerda a mi breve paso por Marbella hace tres años, dónde todas las urbanizaciones privadas, con sus playas y su seguridad privada impiden el paso a cualquiera que no sea vecino, lo cual me molestaba enormemente cuando yo siguiendo el trazado del mapa debía pasar por una de esas calles para evitar la autovía y te decían que no podías pasar, que era un terreno privado y bla bla bla. Cuando se habla de Marbella nos venden, grandes fortunas, lujo y glamour como si no existiesen parados y gente excluida en la ciudad sin embargo Cádiz se relaciona como una de las zonas economicamente más degradadas de España, con la tasa de paro más alta pero nunca los medios de comunicación muestran la otra cara, la de la gente adinerada, los restaurantes de lujo y urbanizaciones privadas. Tanto la bahía de Cádiz como Marbella son lugares con una desigualdad social brutal, desigualdad que se esconde en ambos casos, mostrando solo una cara del lugar.

Otra cosa que me llama la atención de la Bahía de Cádiz es la convivencia de la industria con espacios naturales declarados como tal.

El parque natural de los Toruños está entre Puerto Real y El Puerto de Santa María rodeado de industria, la bahía de Cádiz y las marismas es un enclave de alto valor ecológico rodeado de autovías y gran actividad industrial, están Repsol, Navantia, la actividad del puerto de Cádiz, la base naval de Rota con un importante movimiento de barcos militares. El paseo en bici por los Toruños es muy agradable pero uno tiene la sensación de estar en un parque acotado.

Al igual que en Sevilla, otro tema muy presente en los pueblos de la Bahía de Cádiz es lo que yo llamo la apología del “descubrimiento” de América, algunos pensareis que soy muy pesado con este tema, pero yo escribo y transmito lo que me llama la atención de un lugar, lo que me transmite ese lugar y sin duda a cada plaza, cada parque y o calle me encuentro con un conquistador o símbolo relacionado con la hazaña americana. Sinceramente yo pienso que al igual que el franquismo este es un tema que no se ha tratado lo más mínimo en España, nunca hubo un debate social a ningún nivel, simplemente se acepta la historia que nos han vendido y casi nadie la discute, los más salen con la actitud de Rajoy cuando no quiere tocar un tema “mire usted, eso pasó hace mucho tiempo”, punto final; pero lo cierto es que viajando por España, en el presente uno ve nombres y honores y uno se interesa por quien son y a que se dedicaron en sus vidas, quizá a los locales no les importe o no les moleste la apología sobre la época gloriosa del imperio español, pero a mi en la escuela me contaron una versión,la oficial o institucional pero luego en la universidad de la calle y los viajes aprendo lo que no me enseñaron y de esa manera es como uno forja una opinión y visión sobre un tema, viendo, hablando, visitando museos… Quizá al finalizar el viaje escriba y publique una serie de reflexiones que van en aumento tal como avanza el viaje. Una placa en el castillo del Puerto de Sta María habla de Colón como vecino, pero no es la única ciudad que lo reclama para si. Todo parece bastante confuso, ¿y el nombre de una de las 3 carabelas?, ¿la llamada María? ¿se lo dio el la ciudad del Puerto de Santa María?

dsc00833-copiar

Catamaranes de la Bahía, el transporte más directo para ir a Cádiz desde El Puerto de Santa María

dsc00835-copiar

Desembocadura del río Guadalete en la bahía

dsc00884-copiar

Catedral del Puerto de Santa María, con las cigüeñas de okupas, algo habitual a lo largo de todo el viaje.

dsc00885-copiar

Catedral del Puerto de Santa María

dsc00901-copiar

Plaza Real de Toros en El Puerto de Santa María

dsc00930-copiar

Una de las bodegas de Ponche Caballero, en El Puerto de Santa María.

dsc00887-copiar

Castillo del Puerto de Santa María

dsc00888-copiar

Placa a Colón que al parecer era vecino del Puerto de Santa María.

dsc00893-copiar

Playas en la zona de urbanizaciones del Puerto de Sta María

dsc00897-copiar

Playas en la zona de urbanizaciones del Puerto de Sta María

dsc00899-copiar

Playa en la zona de urbanizaciones del Puerto de Sta María

dsc00904-copiar

La niña

dsc00906-copiar

Parque natural de los Toruños.

dsc00908-copiar

Parque natural de los Toruños

dsc00911-copiar

Parque natural de los Toruños

dsc00915-copiar

Parque natural de los Toruños

dsc00916-copiar

Desembocadura del río San Pedro, junto a Puerto Real

dsc00917-copiar

Vista desde Puerto Real

dsc00922-copiar

Ayuntamiento de Puerto Real

dsc00925-copiar

Parque natural de los Toruños

dsc00928-copiar

Vista desde los Toruños de la playa de Valdelagrana

Conil de la Frontera es de esos lugares que te invitan a volver, el lugar tiene una energía que me atrae, en esta época del año muchos negocios están cerrados y hay pocos turistas, no se como es en verano pero la tranquilidad que se respira ahora me gusta, de todos modos no hay grandes hoteles, es un pueblo de casas blancas y calles estrechas y en cuesta, el tiempo está revuelto, la gente local no salen de casa con lluvia, de todos modos no llueve continuamente, yo estoy acostumbrado a ver el mar de color gris y me gusta este ambiente de temporal con olas viento y lluvia. Las olas rompen a 400 metros del paseo maritimo, parte de la playa está ocupada por vegetación, es una playa natural, aquí no hay inundaciones como en otros lugares explotados para el turismo masivo dónde le han comido el terreno al mar y los paseos marítimos y restaurantes están casi dentro el agua y que cuando el mar reclama lo suyo entonces nos hablan de desastre natural y zonas catastróficas, eso es algo que se debería revisar.

Me alojo en un hostel que lleva un año abierto, lo regenta un empresario sevillano que se ha reciclado espiritual y empresarialmente. Me cuenta que tenía una empresa con 130 empleados que tuvo que cerrar debido a los impagos de la empresa que dependía, Abengoa. Ahora cambió de estilo de vida, instalandose en Conil y dejando la vida pija y materialista que llevaba antes en Sevilla (son sus palabras textuales), tuvimos una charla existencialista muy interesante.

Andando por Conil tuve otros encuentros fortuitos dignos de nombrar, una señora originaria de Asturias, que lleva 7 años en la zona, una vasco-catalana que lleva unos meses atrapada por el lugar, quizás las 2 vieron en mi un soplo de aire fresco con quien intuían podían tener una conversación diferente a la que le ofrece cualquier local, la señora asturiana, de nombre artístico ” Ceramística”me enseñó su vivienda y cerámicas ubicadas en un antiguo picadero a unos kilómetros del pueblo, dónde vive con sus 4 perros y gato así como un inglés que pasa 7 meses al año en la zona desde hace un montón de años, en verano conduce su autocaravana al norte de inglaterra huyendo del calor y el sol. me sorprende que toda la urbanización se trata de edificaciones ilegales, lo que me da una idea de como funcionan las cosas en la zona. En ambos encuentros detecté una sintonía con el lugar pero no con la gente local de quienes me contaron bastantes anécdotas comprometedoras para ellos, poca seriedad y mucha picaresca resumirían muy brevemente lo hablado. John, el señor inglés tampoco parecía muy entusiasmado con el carácter local, con los que no se relaciona. Yo apenas traté con gente local y debería pasar más tiempo para juzgar, lo que si se detecta al instante es la magia, la energía del lugar, fue un acierto coger un bus a Conil esperando a pasar los días de temporal. Es de esos sitios en los que uno se dice que volverá, merece la pena una segunda oportunidad.

dsc00837-copiar

Iglesia de Conil de la Frontera

dsc00838-copiar

Vista de Conil de la Frontera

dsc00839-copiar

Playa y paseo de Conil de la Frontera

dsc00840-copiar

Monumento al Jabeguero, forma de pesca ya extinguida por ser prohibida por la UE.

dsc00845-copiar

Conil de la Frontera

dsc00846-copiar

Conil de la Frontera

dsc00850-copiar

Desembocadura del Río Salado, en Conil.

dsc00851-copiar

Río Salado y Conil.

dsc00855-copiar

Cielo amenazante en Conil

dsc00863-copiar

Huevas de merluza aliñadas

dsc00871-copiar

Playa de Conil con mar de fondo

dsc00865-copiar

Varados

dsc00870-copiar

Conil desde la playa

dsc00873-copiar

Uno de los murales cerámicos de la Ceramistica

dsc00877-copiar

Escribir una leyenda

Publicado en España | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

CÓRDOBA Y SEVILLA

Ayer me instalé en un hostel, el día es ventoso y lluvioso, la temperatura no es fría aunque para los cordobeses si lo es.  Paso el día de bar en bar y pateando las callejuelas de la Medina. Córdoba es uno de esos lugares en los que me siento bien, algunos de sus rincones me parecen simpáticos, es un buen lugar para pasar el temporal, tengo ganas ya de pedalear pero estoy cómodo en la ciudad, paseando, leyendo y escribiendo, ya tengo mis lugares favoritos, el que más me inspira es O mundo de Alicia, con aromas en el ambiente a tés y hiervas varias acompañados de ritmos suaves de funk, soul, jazz .. es un buen lugar para leer y escribir.
Para recorrer todos los rincones de la Medina de Córdoba se necesitan por lo menos 2 días, me encanta la mezquita en la que se mezclan arquitectura árabe con la posterior cristiana, es un edificio único y no en vano el principal atractivo de la ciudad.
Llegué el miércoles, es sábado y todavía sigo en Córdoba esperando a que mejore el tiempo, hasta Sevilla tengo 140 kilómetros y quiero hacerlos en un día, para este sábado hay anunciada lluvia además de un viento moderado que me sopla en contra, tras dudar decido esperar un día más, mañana no dan lluvia pero si viento que cambia a noroeste y me soplará de costado.

dsc00553-copiar

Vista de la Mezquita de Córdoba de noche.

dsc00555-copiar

Plaza de la Corredera

dsc00556-copiar

Plaza de las Tendillas con la escultura del Gran Capitán

dsc00558-copiar

El invierno Cordobés.

dsc00559-copiar

Homenaje a la mujer Cordobesa

dsc00560-copiar

Palacio de la Merced (antiguo convento e iglesia) hoy sede de la diputación provincial

dsc00561-copiar

Patio interior del Palacio de la Merced.

dsc00563-copiar

Plazas y rincones de Córdoba dónde en cada plaza o rincón hay una iglesia, cofradía o hermandad.

dsc00567-copiar

Uno de los muchos bares y restaurantes asociados al mundo del toro.

Los turistas del hostel van llegando y se van yendo continuamente, la mayoría se quedan por 2 noches. Les llama la atención o les atrae además de la arquitectura e historía el flamenco, los toros y la gastronomía, y eso es lo que se vende y transmite. Pasado romano, sefardí, musulmán y cristiano se mezclan en las calles de la Córdoba histórica. No muy lejos de la Mézquita me he topado con La galería de la inquisición, que me ha llamado la atención de inmediato, hace 8 años cuando estuve en Perú conocí el Museo de La Inquisición española, en el que mostraban las técnicas de tortura y asesinato practicadas por los cristianos a los indios, posteriormente escribí denunciando que en España nunca había visto un lugar así, bien, pues me alegré mucho de encontrarlo en Córdoba, por supuesto lo visité, la entrada son 3 euros y se muestra una colección completisima de instrumentos de Tortura, la gente sale horrorizada, a la salida pregunté si el lugar era iniciativa de alguna institución pública, la respuesta fue que no, es una iniciativa privada, concretamente de Rafael Márquez y lleva abierto 6-7 años me dijeron. Más adelante publicaré un articulo en profundidad dedicado a lo que vi en la Galería de la Inquisición de Córdoba.

Paseando me fijo, como en todas partes, con detalles como los nombres de las plazas y calles principales, bustos, esculturas, lo cual indica el sentimiento de la mayoría de la gente que vive en la ciudad, también la apariencia física de las calles, por otro lado en todas las ciudades, grandes y medianas hay una calle peatonal en la que se aglutinan todas las tiendas y marcas de compañías multinacionales, suele ser la calle más “fashion”, la más luminosa, dónde todos los días se llena de adolescentes, mujeres y parejas, es la cultura del consumismo y se manifiesta a través de la misma forma en todas las ciudades. La mayoría de esas tiendas son marcas que utilizan mano de obra esclava y abusan de mucha de la gente que trabaja para ellas, pero no parece importarles a los ayuntamientos que no utilizan ningún tipo de filtro por tratarse de empresas que no respetan los derechos de los trabajadores ni en muchos casos los derechos humanos, es más, colaboran engalanando la calle comercial de la ciudad, que suele ser peatonal y a menudo con bonitas baldosas y parterres. A los consumidores y clientes de esos comercios tampoco parece importarles el origen de esas prendas y artículos que compran, que sin duda resultan atractivos y “baratos” pero en mi opinión no es ético. Todos “pecamos” en ocasiones pero yo si presto atención en que lugares gasto mi dinero y práctico boicot a muchas marcas tanto de ropa como cadenas alimentarias.

dsc00570-copiar

Una de las portaladas de la fachada exterior lateral de la Mezquita de Córdoba.

dsc00574-copiar

Tras cruzar el puente romano que atraviesa el Guadalquivir se encuentra de frente, delante la Mézquita el Arco del triunfo Rómano.

dsc00576-copiar

Puente Romano

dsc00578-copiar

Torre de la Mezquita

dsc00579-copiar

Barrio Sefardí, expulsados junto con los musulmanes poco antes de la colonización americana por los reyes católicos.

dsc00580-copiar

Muralla de Córdoba

dsc00581-copiar

Callejuelas de la Medina

dsc00584-copiar

Murales en 3D

dsc00621-copiar

Galería de la inquisición, una iniciativa privada que muestra una amplia colección de herramientas y máquinas de tortura y asesinato utilizadas por la Santisima inquisición, creada por los reyes Católicos y utilizada en Córdoba contra Musulmanes y Sefardíes principalmente.

dsc00623-copiar

Pastel cordobés.

Estoy concienciado de que voy a tener viento, por la mañana está todo mojado pero hay claros en el cielo, la temperatura es suave, tras desayunar casi sin hambre, pues anteayer pensando en salir el sábado y ayer pensando en salir hoy domingo comí cargando el cuerpo.

Tras 4 días sin pedalear salgo a la carretera, es domingo y las calles están vacías de tráfico,
pronto dejo atrás Cordoba, hay un viento sostenido de 20km/h que me entra de frente desde el primer minuto, contaba con que lo hiciera de costado pero parece que el viento no ha rolado como decía la previsión, hasta Sevilla la carretera va siguiendo el río Gualdalquivir, es llana, los primeros 20 kilómetros hasta Almodovar del río,
que lo custodia un mágnifico castillo, hay algunos repechos. Avanzo a 20-22 km/h luchando contra el viento, he salido calculando una media de 20 km/h que son 7 horas hasta Sevilla. Realizo grandes tramos en posición aerodinamica, con
los codos apoyados en el manillar. Voy sumando kilómetros, he dejado la carretera comarcal que seguía desde que salí, he cruzado a la margen izquierda del Guadalquivir por el embalse de Peñaflor, el caudal del río apenas es un reguero de agua, ahora sigo una carretera local dirección El Calonge, he cambiado de carretera pero la dirección es la misma y el viento me sigue entrando de cara. Me estoy acercando a Lora del río y a los 80 kilómetros de etapa, no he comido nada todavía, iba con reservas a full, noto los labios algo secos, no he bebido lo suficiente, cuando llego a la altura de Lora del río paro a comer
repostería y fruta con dos biofrutas, tras la pequeña pausa de 15 minutos vuelvo a la carretera, ahora sigo de nuevo una comarcal, la A-457 que va a Carmona pero tras 5 kilómetros cojo una local, la SE-9001 que está destrozada, mi siguiente referencia es Guadajoz, por suerte para mi no son más de 10 kilómetros de carretera bacheada, el viento me está minando, en condiciones normales ya habría llegado a Sevilla pero ahora no soy capaz de mantener una velocidad de 20 km/h y voy a 17-18 km/h, me quedan todavía 50 kilómetros hasta Sevilla y voy sufriendo de una manera bastante intensa, he tardado pero ya empiezo a maldecir el viento que lleva horas soplando en mi contra, la linea de tren
Cordoba-Sevilla va por el lado de la carretera y me siento muy tentado a subir a un tren y terminar con el calvario, pero solo de pensarlo se que luego me sentiría mal, viajando por lugares como España a menudo encuentras tentaciones como esta, en otros países fuera de Europa normalmente no tienes otra opción que apechugar, pedalear y darlo todo, me
acerco a los 120 kilómetros de etapa, he pasado varias estaciones y me siguen viniendo pensamientos tentadores, diría que el viento a aflojado un pelín, paro en una gasolinera y pido una Coca Cola, que es una bomba de azúcar perfecta para reanimarme, y lo hace,  (la Coca cola es uno de esos productos que no consumo habitualmente pero que en ocasiones como la que describo la uso como modo terapéutico, cuando estas medio desfallecido y tomas una coca cola te das cuenta del potencial concentrado que tiene una sola lata. Ninguna persona sedentaria debería consumir habitualmente esta bebida, pues a la larga acabará enfermando tu páncreas debido a los chutes de azúcar que el cuerpo debe asimilar sin necesitarlo, debería regularse su consumo desde las administraciones y limitar su publicidad, como alcohol y tabaco)  los últimos 20 kilómetros hasta Sevilla se me hacen más cómodos que los últimos 40, por un lado el viento aflojó un pelín y no me entra tan de frente y por otro la Coca cola me dió el empujón que necesitaba, la carretera que sigo entra en Sevilla sin tener que pisar circunvalaciones ni autovías, lo cual lo hace todo más fácil, a la entrada de sevilla llevo 140 kilómetros, hasta el piso de mi amiga llego con 148 kilómetros. Ha sido un día muy duro pero grato, he llegado por mis propios medios a pesar de las tentaciones.

dsc00626-copiar

Hasta la vista  Córdoba…hola Sevilla

dsc00627-copiar

A las Cigüeñas les gustan las iglesias

dsc00629-copiar

Castillo de Almodovar del río

dsc00631-copiar

Camino de Sevilla.

dsc00632-copiar

No se que historia hay con las motos en esta carretera que es la tercera vez que encuentro este panel.

dsc00639-copiar

El Guadalquivir y los campos de naranjos que dominan el terreno.

dsc00640-copiar

Entrando en Provincia de Sevilla

dsc00641-copiardsc00642-copiar

dsc00643-copiar

En Sevilla ya es primavera.

dsc00644-copiar

Canal de regadio

dsc00645-copiar

Antiguo puente que cruza el Guadalquivir a la altura de Lora del Río.

dsc00647-copiar

Tramo de carretera destrozada, la Turca sufre un poco.

dsc00648-copiar

Sufriendo camino de Sevilla.

dsc00651-copiar

Un kilómetro para Sevilla, que se ve al fondo.

dsc00652-copiar

Objetivo cumplido, a pesar del viento.

Sevilla es la ciudad más grande que visito en este viaje, el barrio en el que estoy instalado la gente hace vida de pueblo, todos se conocen, hablan en la calle viniendo o iendo de la compra o en el bar, en varias ocasiones he comprobado que la gente te saluda en el portal o esperando el metro, me gusta encontrar esta actitud en una ciudad en la que habitualmente te conviertes en invisible a los ojos de cualquiera. Como en Cordoba hay bastantes turistas, sobretodo asiaticos, la Catedral y su Giralda es la joya de la ciudad, es masiva, espectacular, fue construida en diferentes etapas y siglos, la parte más antigua que data del 1100 es la árabe, con la Giralda como máxima expresión, la antigua Medina de Sevilla, parte antigua intramuros también es muy extensa lo que indica la inportancia que tenía la ciudad en su pasado Árabe, el Alcazar está muy bien conservado o eso parece desde afuera, la cola que hay es muy larga y decido no entrar,  enfrente la catedral está el edificio del archivo de indias que se construyó tal como aumentaban la llegada de barcos cargados con materias primas (oro y plata fundamentalmente) procedentes del saqueo (lo llaman comercio) en tierras de ultramar.
La plaza de España, situada dentro del Parque de Maria Luisa, es otro lugar asombroso, el edificio data de principios del siglo XX y es una de las joyas del estilo andalusí. El parque en si es un homenaje, dándoles nombres a calles y glorietas llenas de gloria a todos esos hombres aventureros, codiciosos al extremo y como demostraron sin escrupulos ni respeto para con el diferente que se enbarcaron con intención de llegar a las Indias (eso dice la historía oficial) y desenbarcaron en América, dando paso con los años a un despropósito en el que con la cruz y la biblia en una mano y la espada y la codicia en la otra, cristianizarían y castellanizarían por la fuerza a sangre y fuego a los pobladores de esas tierras mientras se apoderaban de todas las riquezas de esas tierras con las que inundarían Europa y que posteriormente darían paso al Renacimiento Europeo.

No comparto esa apología a los Héroes del “descubrimiento”, Sevilla transmite a través de sus monumentos lo poderosa que fue y admiro las bellezas arquitectónicas de sus calles, pero no comparto como fueron financiadas, veo a los turistas fotografiando cada calle y plaza y me pregunto si son conscientes del origen de todos estos magníficos edificios,
pienso que la gente a nivel colectivo vive la cultura y la historia de manera sumisa y poco critica. España, como otros grandes estados europeos tienen un pasado imperialista más que condenable.

dsc00653-copiar

La de la derecha la llaman la Torre del Oro.

dsc00654-copiar

Puente que cruza al barrio de Triana

dsc00655-copiar

dsc00661-copiar

Plaza de España de Sevilla, el edificio más imponente de la arquitectura Andalusí, construido en 1911 y dirigido por el arquitecto  Anibal Gonzalez Alvarez

dsc00663-copiar

Una de las Torres sobre las que en la época hubo debate acerca de si debian sobrepasar la altura de la Giralda o no, así como la opción de incluir la ría que rodea la plaza en una ciudad con escasez de agua.

dsc00667-copiar

Plano del parque María Luisa que al leer los nombres de sus calles me duelen los ojos…

dsc00674-copiar

Plaza España

dsc00679-copiar

Universidad de Sevilla.

dsc00681-copiar

Uno de los pasillos del interior del edificio del Archivo General de Indias.

dsc00682-copiar

dsc00683-copiar

Una de las portaladas de la masiva Catedral de Sevilla, con una reproducción de la Veleta o Giraldillo, una figura humana con una lanza con una cruz en la punta y una vela en una mano  y una rama de palma en la otra, fue colocado en 1568 en la punta de la Giralda dicen algunos para conmemorar el triunfo de la fe y el cristianismo sobre el mundo musulmán, la vela no se que pinta en todo esto, yo le veo otros significados también, sea como sea, no me parece apropiado, ni ético ni pácifico, si es que esos son los verdaderos valores del cristianismo.

dsc00685-copiar

La Alcazaba de Sevilla

dsc00688-copiar

La Giralda con su Veleta o Giraldilla, situada en la punta.

dsc00690-copiar

Una de las pocas portaladas de origen musulmán en la Catedral de Sevilla, eso si bien custodiada.

dsc00691-copiar

Calles de Sevilla.

dsc00695-copiar

Como en Córdoba, si algo abunda en Sevilla son las iglesias, hermandades y cofradías.

dsc00696-copiar

Las setas de Sevilla.

dsc00700-copiar

Entrada al edificio del Archivo general de Indias

dsc00702-copiar

La Giralda de origen musulmán en contraste con el gótico posterior.

dsc00704-copiar

Plazas de Sevilla

dsc00705-copiar

La Giralda en todo su esplendor.